Enrique Bunbury volvió a la escena musical con “Expectativas”

El intérprete gachupin Enrique Bunbury presentó hoy en México su nuevo libro, “Expectativas”, con la intención de relatar, bajo el prisma de una distopía rockera, la convulsa situación política y social que está experimentando el mundo flagrante.

El mítico músico, exvocalista de la costado Héroes del Silencio, dijo en conferencia de prensa que el rock and roll “no es solo mover las caderas, sino que todavía puede hacer mover las neuronas”, poco que pretende conseguir con su extremo trabajo, con el que mira direcciones más profundas.

“Creo que la crecimiento de mi obra va a en torno a lugares más profundos, estoy tratando de eliminar capas superfluas y conservarse a una anciano profundidad”, expresó.

El disco, compuesto por merienda temas, retrata “contextos sociales del mundo que nos ha tocado proceder” y en la que cualquiera puede interpretar a quiénes van dirigidos los mensajes.

Bunbury (Zaragoza, 1967) alegó que sus expectativas con respecto a la fuerza de cambio que representa la clase política flagrante “son escasas, por no afirmar nulas”.

Con respecto a la difícil situación política y social que vive su país por el proceso separatista en Cataluña, el cantante gachupin manifestó su voluntad de que ambas partes se pongan de acuerdo.

“Tengo familiares en Cataluña y en el resto de España, qué más quisiera yo y qué más quisiera el resto del mundo que las dos partes se entendieran y que encontrar un punto de convivencia, sea cual sea el resultado de lo que ocurra en los próximos días”, aseveró.

Para concentrar todo el clamor social en el que abunda el disco, el autor de canciones como “La sirena varada” reconoció las dificultades a la hora de “encontrar qué afirmar” y “cómo decirlo”.

El libro se divide en dos partes: “una especialmente oscura, prácticamente sin emplazamiento para la esperanza”, y otra que “encuentra refugio o muestra una serie de cobijos en los que a mí me gusta profundizar, que son el simpatía, el arte, la meditación, la contemplación, la desconexión”, precisó.

Durante el proceso de composición, el músico aragonés que acumula ya treinta abriles de carrera llegó a escribir cerca de 50 canciones, de las cuales solo 25 fueron al estudio de reproducción, quedando finalmente 11.

En el proceso de creación, los integrantes de la costado, contó el cantante, optaron por investigar en la parte poética, psicológica y mágica que subyace en el disco.

La excursión correspondiente a este nuevo trabajo comenzará en diciembre en España, llegando a Latinoamérica en febrero de 2018.

Con este libro de tintes conceptuales, Bunbury realiza una crónica agónica a la par que elegante de un mundo que “desearía que funcionara de otra forma”.