Entra en vigor en julio nueva factura electrónica

A partir del próximo 1 de julio entrará en vigor la nueva traducción 3.3 de la cargo electrónica, con el propósito de mejorar el control tributario, resolver las incidencias del maniquí contemporáneo de facturación y simplificar el cumplimiento fiscal.

El Servicio de Delegación Tributaria (SAT) explica que los principales cambios en esta traducción son: el Timbre Fiscal Digital, el CBB (Código de Barras bi-dimensional), se ajusta el proceso de impresión, la encriptación del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), nacen dos nuevos comprobantes, CFDI pagos y CFDI Salario, entre otros.

Mediante su portal de Internet detalla que el cambio en la estructura de la cargo evita la duplicidad de ingresos en facturación de parcialidades, así como veterano detalle y control.

Por otra parte de simplificar el proceso de retransmisión de la misma y conciliación de pagos, incentivar la automatización de los procesos de los contribuyentes y de la autoridad fiscal, eliminar las declaraciones informativas múltiple y de operaciones con terceros (DIM, DIOT).

El organismo precisa que se podrán emitir facturas en la traducción 3.2 hasta el 30 de noviembre; y a partir del 1 de diciembre, la única traducción válida para emitir las facturas será la traducción 3.3.

Asimismo, algunos beneficios que implicarán veterano efectividad para la autoridad al realizar auditorías son el diseño de modelos de aventura más consistentes e implementar acciones contra la corrupción y diversión. Ello, a través de la detección de prácticas indebidas en la retransmisión y abolición de facturas.

Para la implementación de la nueva traducción de la cargo es indispensable que tanto la autoridad como las empresas trabajen de modo interdisciplinaria, con coordinación de áreas fiscales, de operación del negocio e informáticas.

Los comprobantes fiscales deben emitirse por los actos o actividades que se realicen, por los ingresos que perciban o por las retenciones de contribuciones que efectúen los contribuyentes ya sean personas físicas o morales.