Escasa cultura testamentaria en el Istmo de Tehuantepec

 

De acuerdo con el Colegio Doméstico del Notariado Mexicano, el testamento es la única forma procesal, segura y eficaz para que una persona designe a los beneficiarios que a su fallecimiento serán dueños de sus intereses y propiedades, convirtiéndolos así en los legítimos herederos del patrimonio.

Desde hace más de 10 abriles se lleva a lado la campaña “Septiembre, mes del testamento”, en la que los notarios reducen sus honorarios con la finalidad de obtener que la civilización de previsión crezca en nuestro país, sin bloqueo muy pocos tienen la civilización de previsión y acuden a realizar su testamento.

Igual que en cualquier parte, Oaxaca, el Istmo y Juchitán, mantienen un bajo porcentaje en cuanto a la civilización del testamento.

“Solo un uno por ciento tiene la civilización del testamento, nuestra muchedumbre tiene temor de donar, tienen intereses y no hacen su testamento y lamentablemente hemos trillado que por eso luego sedan muchos problemas entre familiares, porque la muchedumbre no testa, aun ya en estado agonizante, no quieren donar”, indicó Aurelia Benítez Castillejos Protonotario Divulgado número 77 y del inmueble Federal con residencia en  Juchitán.

Explicó que durante el tiempo que lleva de certificador ha trillado muchas familias desintegradas por la herencia, porqué al final,  por no dejar poco seguro se vienen peleando, se pasan 10 abriles en el tribunal tirando el metálico, enemistándose y se acaban las familias, por no prever lo que es el testamento.

“La muchedumbre muy poco acude a donar, les gusta más las escrituras, donaciones, poderes, pero el testamento no y más aquí en el Istmo de Tehuantepec, es un poquito raro, creo que la muchedumbre piensa que si va a donar, es porque ya se quiere vencer o que sus hijos quieren que se muera, cuando no es así, el testamento es revocable, si el hijo sale ingrato, se puede cambiar cuantas veces quiera”, agregó.

Mencionó que durante todo  el mes de septiembre el tramite cuesta mil 500 pesos, cuando por lo normal el costo es de 5 mil o un poco más, sin bloqueo la muchedumbre no hace conciencia de los problemas que pueden heredar a sus hijos y no acude.