Esto es lo que pasa cuando decides ahorrarte el dinero del fotógrafo para tu boda

Parecería una buena idea: evitar el consumición “innecesario” en un fotógrafo profesional y, en cambio, pedir a los invitados que compartan sus mejores fotos de la boda.

Sin bloqueo, una pareja descubrió que se proxenetismo de una pésima idea: hay gastos que son indispensables y un fotógrafo profesional es uno de ellos.

Para demostrar la importancia de su trabajo, un fotógrafo llamado Eirik Halvorsen compartió fotografías de su propia boda: las que fueron tomadas por los asistentes al evento, y las que tómo su fotógrafo de bodas privilegiado. ¡La diferencia es sobresaliente!

Estas son las fotos tomadas por los invitados:

Éstas son las fotos tomadas por un fotógrafo profesional:

¡Vaya diferencia! Si estás próxima a casarte, quizá quieras tomar en cuenta el consejo de Eirik Halvorsen: corta cualquier consumición posible y contrata al fotógrafo de tus sueños. No te arrepentirás.