Estos son los emojis más usados por los usuarios de whatsapp y redes sociales

Los “emojis”. término japonés para cuchichear de los ideogramas, se han convertido en un nuevo tipo de la comunicación. Con estos emoticones se pueden expresar numerosos sentimientos y actitudes.
Las grandes firmas de la tecnología le han querido dar un impulso. Entre ellas, Apple, que en la interpretación del sistema activo iOS 11 ha incluido nuevas propuestas. El que más se utiliza es la cara sonriendo con lágrimas, conocida en la civilización anglosajona como “tears of joy”, que traducido al gachupin sería “lágrimas de alegría”.

Resultado de imagen para tears of joy emoji

Según un mensaje de la compañía norteamericana (PDF, en inglés) relativo a su tecnología de privacidad diferencial, el “emoji” más empleado por los usuarios de dispositivos Apple no es, como puede creerse por mucha clan, ni la excremento ni los luceros saltones, sino una cara sonriente al que se le saltan las lágrimas. Una carcajada en toda regla.
Le sigue el símbolo universal del corazón, el rostro con lágrimas (“crying loudly face”), la cara con corazones rojos (“heart eyes face”), mandar un beso (“face throwing a kiss”), cara con luceros en blanco (“face with rolling eyes”) o la calavera. Se desconocen las estadísticas cedido la política de privacidad de la compañía norteamericana.

Según el panel “Emoji Tracker”, una página en la que se recogen estadísticas de empleo de los emoticonos en la red Twitter, el rostro sonriente al que se le saltan las lágrimas es incluso el más utilizado entre los usuarios.
Estos datos contrastan con un estudio publicado el pasado año por las universidades de Michigan (EE.UU.) y Beijing (China) en el que se concluía que la “cara con lágrimas de alegría” era incluso la figura más usada por los usuarios de estos servicios digitales, reseñó el diario ABC de España.
Artículo precursorTribunal Supremo de Venezuela en el deportación ordenará transigencia de canal humanitario
Artículo subsiguienteMonseñor Del Prette: Las diferencias ideológicas no deben separarnos más