Exitosa presentación de Celso Piña | infominuto.com

Exitosa presentación de Celso Piña

“El reacio del acordeón” llenó el Parque Central de Xoxocotlán, en donde interpretó y bailó varios de sus éxitos

por Bianca Robles

En presencia de un colorido y repleto Parque Central, se celebró el tercer Martes de Brujas en Santa Cruz Xoxocotlán, el cual estuvo engalanado con las actuaciones musicales de Celso Piña, Campeche Show y el Trío Alma Vagancia.

“El reacio del acordeón”

Luego de la intervención musical del Trío Alma Vagancia, caldo el turno de Celso Piña y su ronda Bogotá para deleitar con su característica cumbia. Inició su billete con la Cumbia Sampuesana, mientras los asistentes calentaban el actitud para zapatear. Rápidamente caldo Macondo para rememorar los Cien Abriles de Soledad, de Gabriel García Márquez.

El manifiesto meneó el cuerpo al ritmo de la Cumbia sobre el río, uno de los grandes éxitos de Celso Piña, quien con un gran sentido del humor bailaba y hacía bromas.

Acto seguido se dirigió a las “mamases” o “madrecitas” para entonar pegado con el manifiesto Los caminos de la vida. Luego recordó a su oriundo Monterrey y cantó la Cumbia Campanera. Los asistentes bailaban y trataban de filmar con sus celulares aunque fuera un breve momento del concierto.

Un agradecimiento

A medio espectáculo se hizo una pausa para entregar un agradecimiento por parte del presidente municipal de Xoxocotlán, Alejandro Jarquín, quien acompañado de su esposa e hijo, agradecieron la presencia del músico. Celso Piña recibió los obsequios a la vez que bromeaba con el mandatario al decirle “Bueno, ¿ahora sí ya me vas a dejar cantar?”, lo que provocó las risas y aplausos de los presentes.

El momento más esperado llegó cuando sonaron los acordes de Aunque no sea conmigo, tema que “El reacio del acordeón” interpreta con Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacuba. El manifiesto enloqueció y como si se tratara de un himno se dispuso a entonarlo con mucho sentimiento: “… Puedes asegurar que al que te quiero lo bendigo, quiero que seas oportuno…. Aunque no sea conmigo” sonó unánimente, mientras Celso Piña agradecía con sus manos.

Luego de ese momento mustio, llegó la Cumbia Poder, aquélla que interpretara con El Gran Silencio hace unos primaveras. Los asistentes hacían un esfuerzo por bailarla y cantarla en el estrecho espacio: “Retrato llena mi alma de cumbia, talego de mi la enajenación, llévame a la luz y a la paz…”

Su billete estaba a punto de culminar cuando sonó la Cumbia de la paz. Celso Piña empezaba a pagar el cariño y apoyo a su manifiesto, quien entusiasta coreó sus éxitos. Los celulares seguían grabando aquel momento, mientras entonaban: “Aprecio, quiero coito romántico, quiero coito sublime, quiero coito de cumbia, reparar poco misterioso, voces que me griten, cierto que me llame, soñar un sueño profundo, donde mire al mundo con coito de cumbia…”

Y así, con el aplauso del manifiesto culminó su billete, no sin antaño escuchar el aclamo de los asistentes “Otra, otra, otra…”, quienes hicieron oír su voz y Celso regresó al tablado para entonar, ahora sí, su última canción.

Campeche Show

Ya con el actitud a tope del manifiesto presente, Campeche Show, emblemática agrupación de música tropical, puso a zapatear a la concurrencia al ritmo de afamados temas como Azúcar y citrón, Un poco amantes, un poco novios y Tus labios embusteros.

Fotos: Jorge Luis Plata