Falleció Dick Gregory, cómico y activista de derechos civiles

(Foto AFP)

El cómico y provocador de los derechos civiles estadounidense Dick Gregory falleció en la oscuridad del sábado a los 84 primaveras de vida a causa de una insuficiencia cardíaca, informan hoy medios estadounidenses.

“Con una enorme tristeza la clan Gregory confirma que su padre, lema cómica y provocador de derechos civiles, Dick Gregory, falleció la pasada oscuridad en Washington D.C.”, publicó el representante del actor.

“La clan aprecia las grandes muestras de apoyo y aprecio, y pide respetuosamente privacidad durante este tiempo tan difícil”, agrega la nota.

Numerosos artistas, activistas y otras personalidades del país reconocieron la laboreo de Gregory y lamentaron su asesinato.

“Nos enseñó a reír. Nos enseñó a batallar. Nos enseñó a radicar”, dijo hoy el distinguido reverendo Jesse Jackson en su cuenta de Twitter. “Dick Gregory estaba comprometido con la rectitud. Ya lo extraño”, agregó.

“Dick Gregory, un contador de verdades, un cómico que te hacía caer de la risa”, apuntó la actriz Woophi Goldberg, quien recordó igualmente la cara reivindicativa del cómico.

La directora del filme “Selma”, Ava DuVernay, tuiteo un texto flamante de Gregory sobre la perspectiva de su 85 cumpleaños.

“Sé que no estaré aquí para siempre, siquiera lo deseo. He gastado el progreso como la mayoría es incapaz de apreciar porque no estaban allí para dar declaración”, decía el actor en su cuenta de Instagram.

La directora, conocida por sus películas con contenido étnico, añadió: “Nos enseñaste y nos amaste”, gracias Dick Gregory.

Otro de los actores afroamericanos más reconocidos del país, Samuel L. Jackson, igualmente le concedió su tributo.

“Descanse en paz Dick Gregory. Un Militar de 5 estrellas en la guerrilla por los derechos humanos!! Me alegro de suceder estado en tu mundo”, escribió el cómico en la misma red social.

Nacido en San Luis (Misuri), Gregory criticó el racismo con sátira e inteligencia, sin caer en el insulto.

Su despegue se produjo en 1961 cuando fue contratado en el Playboy Club del centro de Chicago para reemplazar una oscuridad a Irwin Corey, un cómico blanco que no quería trabajar siete noches a la semana.

“Cuando empecé, un cómico irritado no podía trabajar en un club noctámbulo blanco, se podía cantar, se podía robar, pero no se podía hacer comedia y cuchichear, entonces el sistema sabría lo brillante que eran los negros”, recordó Gregory en una entrevista de 2016.

El fundador de Playboy, Hugh Hefner, había gastado a Gregory actuando para una audiencia negra, y le pagó 50 dólares por esa conducta, una gran cantidad para él en aquel entonces.