Falta de vacunas tiene a Venezuela llena de epidemias

“Taller de vacunas venezolana producirá 120 millones de dosis al año”. Ese titular apareció en medios oficiales el 22 de julio de 2014. Tres abriles luego, el brote de difteria, malaria, tuberculosis e incluso sarampión, dan cuenta de que no se logró el cometido y que evidentemente la cobertura en vacunas ha sido insuficiente en el país.

La fabricación de vacunas estaba a cargo de la empresa socialista para la Producción de Medicamentos Biológicos, de la cual se dijo que llegaría para satisfacer las evacuación de la población con la producción de los antígenos DTP (difteria, el tétanos y la pertussis).

Con 120 millones de dosis al año, abarcaría la longevo parte de las vacunas incluidas en el plan de inmunizaciones del Sistema Divulgado Franquista de Salubridad.

En ese entonces, el coordinador de la planta productora de vacunas del Profesión para la Salubridad, Gerardo Briceño, y Malva Betancourt del Instituto Franquista de Higiene Rafael Rangel, dijeron que la creación de la planta autónoma y pragmático de biológicos de reincorporación tecnología, como lo propuso Hugo Chávez, se había cumplido: Espromed Bio se oficializó a través de la Revista Oficial número 412.459, de data 12 de junio de 2014, publica Crónica Uno.