Greenpeace protesta en Brasil contra medidas que amenazan la Amazonía

Una decena de activistas del comunidad ecologista Greenpeace se manifestó hoy en Brasilia contra medidas impulsadas por el Gobierno de Michel Temer, que aumentarán los riesgos medioambientales y la persistente deforestación amazónica.

Los manifestantes se concentraron frente a la sede del Congreso, frente a la cual exhibieron una motosierra de plástico y ocho metros de extenso, anejo a un cartel en el que se leía “el fin de las selvas comienza aquí”.

Según Greenpeace, dos medidas dictadas por el Gobierno de Temer en los últimos meses, que están en discusión en el Parlamento, darán ocasión a una musculoso reducción de las áreas protegidas que el país mantiene en la región amazónica, en beneficio de grandes hacendados y productores agropecuarios.

Mediante esas iniciativas, el Ejecutor propone darle carácter admitido a ocupaciones en tierras protegidas que tienen ya décadas, y fomentar las actividades productivas que ya se desarrollan en esas áreas.

Según un comunicado difundido por Greenpeace, esas medidas son una amenaza, representan un premio para aquellos que invadieron tierras protegidas de forma ilegal y propiciarán nuevas ocupaciones y un aumento de la violencia en el campo.

En esa nota, la perturbador Cristiane Mazzeti, portavoz de la estructura ecologista, afirmó que esas iniciativas y otras que estudia el Gobierno de Temer, entre las que citó la propuesta de entregar tierras en la Amazonía a capitales extranjeros, harán que las políticas medioambientales de Brasil retrocedan décadas.