Hábitos que hacen del sexo algo peligroso para tu salud

Está admisiblemente que lo hagas por algunos segundos, sobre todo en aquellos en que el placer nubla nuestra mente, pero, ¡ojo! Al recargar todo tu peso sobre la pareja, haces que la respiración del otro sea más difícil: es afirmar, lo asfixias.

 

4. “Recrearse” con los alimentos durante en acto

 

Es súper sexy vendar los fanales de la pareja y darle a probar una amplia variedad de alimentos; pero no es lo mismo introducirlos a tu vagina. Este tipo de muestrario sexual puede tener como consecuencia una obstrucción de la vagina o una infección que te lleve directo al médico.

 

Recuerda, el placer que se obtenga en el lucha sexual depende de los dos, de la confianza que se tengan y de lo que los dos deseen, en mutuo acuerdo, intentar. ¡El sexo es soltura!