Hace 53 años se lanzó la primera computadora de escritorio producida comercialmente

La Programma 101 fue la primera computadora de escritorio producida comercialmente. Inventada por el italiano Pier Giorgio Perotto, y rejonazo por la firma italiana Olivetti en la Feria Mundial de Nueva York de 1964, su producción en masa se inició en 1965, con un diseño futurista para su época; la Programma 101 tenía un precio de 3.200$ (23.000$ si se ajusta al 2011). Se vendieron cerca de 44.000 unidades, principalmente en Estados Unidos.

Es usualmente considerada una calculadora programable con impresora, o calculadora de escritorio, porque tres abriles luego la Hewlett-Packard 9100A, un maniquí que se inspiró en la P101, fue promocionada por HP como una “calculadora portátil”, con el fin de ser capaces de aventajar el temor en torno a las computadoras y poder traicionar a las empresas sin ocurrir por su sección de informática.

La Programma 101 es capaz de calcular las cuatro funciones aritméticas básicas (suma, resta, multiplicación y división), adicionalmente de la raíz cuadrada, valencia categórico y parte fraccionaria. Asimismo quitar, transferir, canjear y detener una entrada. Tiene 16 instrucciones de brinco y 16 instrucciones condicionales de brinco. Hay 32 etiquetas disponibles como destino para las 32 instrucciones de brinco y/o las cuatro teclas de inicio (V, W, Y, Z).

Cada registro contiene una serie de 22 dígitos con signo y punto fracción.

Su memoria consiste en 10 registros: tres para operaciones (M, A, R); dos para almacenamiento (B, C); tres para almacenamiento y/o programar (asignable según se necesite: D, E, F); y dos para programar solamente (p1, p2). Cinco de los registros (B, C, D, E, F) pueden ser subdivididos en medios registros, conteniendo números de 11 dígitos con signo y punto fracción. Cuando se usa en programación, cada registro completo escolta 24 instrucciones.

Se imprimían los programas y los resultados en un rollo de cinta de papel, similar al de una calculadora o una caja registradora.

Capacidad

La programación era similar al habla ensamblador, pero simple, ya que había menos opciones. Dirigía el intercambio entre los registros de la memoria y los registros de cálculo y las operaciones en los registros.

Los programas almacenados podían ser grabados en las tarjetas de plástico de aproximadamente 10 cm x 20 cm que tenían una capa magnética en un flanco y una superficie para escribir en el otro. Cada polímero podía ser grabada en dos franjas, lo que le permitía acumular dos programas. Los diez registros se almacenaban en la polímero, permitiendo que los programas utilizaran un mayor de diez almacenan de 11 dígitos constantes.

El software para el cálculo de logaritmos ocupaba ambas bandas de una polímero magnética.