Impulsan sistema alimentario nutricional, justo y sustentable

La creación de un sistema alimenticio nutricional exacto y sustentable implica necesariamente un gran acuerdo político franquista, que ponga en el centro el bienestar social, ambiental, financiero y cultural de todos los mexicanos, señalaron participantes en el foro “La Situación alimentaria en México y Oaxaca. Retos y perspectivas”.

Delante la profunda crisis social, sanitaria y ambiental que se vive en el país, evidenciada por las estadísticas oficiales en sanidad, sustento, medio condición, dijeron que es necesario exceder la desaparición de un sistema alimenticio que garantice el abasto de una provisiones saludable, basada en formas de producción sustentables que permitan combatir la pobreza económica rural y revalorizar la civilización agrícola y culinaria del país.

Alejandro Calvillo, director del Poder del Consumidor, admitió que la forma en que se obtiene y se consumen los alimentos ha cambiado radicalmente en las últimas décadas, generando enfermedades, inequidad social y daño irreversible al medio condición.

Por ello, la propuesta escudriñamiento tener un envite integral a partir de una política agrícola que impacte en diversas esferas urgentes de atender en el país, como la sanidad, los bienes naturales y la superación efectivo de la pobreza, especialmente en las zonas rurales.

En el entorno del foro, las organizaciones y miembros de la alianza presentaron los seis componentes principales que conforman el manifiesto para ganar que en México se tenga un sistema alimenticio que apoye a la sustento y que sea exacto y sustentable, el cual debe incluir un nuevo entorno normativo que dé viabilidad, cuyo eje central es la seguro de los derechos humanos, especialmente el derecho a la provisiones estipulado en la Constitución.

Para ganar lo previo, asimismo es esencial difundir estrategias para revertir la ingreso concentración del mercado agroalimentario en unas cuantas corporaciones transnacionales y una regulación estricta a la agroindustria, recuperando la provisiones saludable y reduciendo el consumo de alimentos ultraprocesados.

En su exposición, Abelardo Ávila, directivo del Instituto Doméstico de Ciencias Médicas Salvador Zúbiran, resaltó la articulación del Sistema Alimenticio Doméstico con el sistema de sanidad y el combate a la pobreza.

Esta influencia parte del gratitud de una estrecha relación entre la capacidad de producir alimentos sanos y nutritivos, y la elevación en los índices de sanidad y progreso nutricional de la población normal, así como la posibilidad de una reactivación económica restringido.

Ponderó la implementación de acciones que promuevan la educación alimentaria nutricional, de modo que genere una verdadera revolución alimentaria en el país, revalorando la riqueza de nuestros alimentos y nuestra cocina, frente a ataque de los alimentos ultraprocesados, generando consciencia social sobre las consecuencias que tiene lo que comemos en nuestra sanidad, medio condición y sociedad.