Incansable labor de la sociedad civil en Oaxaca

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

Con la voluntad y fe para apoyar a los que se vieron afectados por el terremoto, ciudadanos de los diferentes sectores de la sociedad siguen aportando su piedra de arena para mostrar su solidaridad monstruo la adversidad que enfrentan miles de oaxaqueñas y oaxaqueños.

Desde los que habitan en las colonias populares de la ciudad de Oaxaca hasta de las zonas de anciano plusvalía, han llegado al centro de acopio más alto que tiene como sede en el Estadio Ricardo Flores Magón.

En este oficio, trabajadores del Sistema DIF Municipal y Estatal organizan a un ejército de ciudadanos que brindan su apoyo para percibir y ordenar los víveres que todos los días parten cerca de las diferentes regiones de Oaxaca, principalmente cerca de el Istmo de Tehuantepec.

“Hay que apoyar con lo que se pueda, ya dejé una bolsita de arroz y frijol pero me quedé para ayudar a descargar estos camiones que están llegando con mucha mercancía, es un poco pesado pero a posteriori se siente la satisfacción de favor ayudado a nuestros paisanos que hoy necesitan de nosotros”, comentó doña Margarita Martínez Flores, quien viajó varios kilómetros desde la agencia municipal de Pueblo Nuevo para aportar con algunos víveres.

Todavía asociaciones civiles como Apoyo Comunitario de Oaxaca (ACO), comerciantes de la Central de Abasto y de los mercados públicos, así como trabajadores de instituciones gubernamentales y privadas se sumaron para formar y vigorizar las cadenas humanas que laboran a marchas forzadas para hacer posible que la ayuda de los ciudadanos llegue hasta los más afectados.

“El llamado es que Oaxaca necesita de todos, necesita ayuda, conveniente al temblor en algunas áreas del confuso de Ciudad Administrativa se realizan algunos trabajos de mantenimiento, por ello convocamos a los trabajadores para venir a ayudar en el centro de acopio para descargar los camiones y la estructura de los víveres para aportar desde todos los ámbitos nuestro piedra de arena”, señaló el secretario de Empresa, Javier Villacaña, quien acudió próximo con trabajadores de la secretaría y amigos para ofrecer apoyo a los cientos de voluntarios.

Ejército de batas blancas

Con guardias, brigadas, turnos y traslados vía aérea y terrenal, casi 2 mil trabajadores del sector vigor de Oaxaca se mantienen en apoyo a los damnificados por el temblor de 8.2 que generó el fallecimiento de 78 personas.

El ejército de “batas blancas”, como han sido nombrados entre la comunidad médica, los trabajadores coordinan acciones con las diferentes dependencias de Gobierno en atención a las personas que requieren del apoyo.

Pese a que muchos trabajadores ya contaban con su periodo vacacional, la dificultad del temblor los hizo regresar y reactivar labores en las zonas con anciano afectación, donde han sido trasladados con los insumos necesarios.

El secretario de Sanidad, Celestino Alonso Álvarez, expuso que hasta ayer se han otorgado cerca de 3 mil consultas médicas, más de cinco mil acciones de prevención y promoción de la vigor, 30 traslados aéreos y 20 terrestres.

Todavía se han desplegado 62 brigadas médicas, con anciano atención a los 41 municipios del Istmo de Tehuantepec, los cuales sufrieron los mayores daños por el número de personas fallecidas y viviendas colapsadas.

Con apoyo de las corporaciones policiacas y las zonas militares, adelantó, personal médico exploración resistir a las zonas donde aún no se puede sobrevenir por los derrumbes constantes en carreteras provocados por el temblor y las constantes lluvias.