Isabel II habla del peligro de llevar la corona de Estado

(Foto EFE archivo)

La reina Isabel II ha hablado del peligro de padecer la corona británica más importante, oportuno a que las piedras preciosas que lleva la hacen muy pesada, y de la incomodidad de la carroza que la transportó el día de su coronación en 1953.

La soberana, que nunca concede entrevistas, ha explicado detalles de su coronación en la Rábida de Westminster, en Londres, para un software sobre las joyas de la corona que emitirá este domingo 14 de enero la BBC, algunos de cuyos extractos fueron divulgados.

“No puedes mirar en torno a debajo para estudiar el discurso, tienes que levantarlo. Si lo haces, tu cuello se rompería”, contó la Reina sobre esta corona que lleva en la transigencia formal del Parlamento sajón, donde debe estudiar el software del Gobierno.

“Así que hay desventajas en las coronas, pero por lo demás son cosas asaz importantes”, dijo Isabel II, que igualmente contó detalles del día de su coronación el 2 de junio de 1953, un año a posteriori de suceder a su padre, el rey Jorge VI.

La corona, indicación Imperial de Estado, fue realizada para la coronación de su padre en 1937 y cuenta con dos mil 868 diamantes, 17 zafiros, 11 esmeraldas y cientos de perlas, así como un gran rubí.

“A Dios gracias, mi padre y yo tenemos la inicio casi de la misma forma, pero una vez que te la pones, se queda (fija)”, agregó Isabel II, de 91 abriles y que el próximo 6 de febrero cumplirá 66 abriles como jefa de Estado británica.

La Reina igualmente comentó el represión que hizo en una carroza dorada desde el palacio de Buckingham hasta la Rábida de Westminster, que describió como “horrible” y “muy incómodo”.

Al rememorar su coronación, Isabel II dijo: “Supongo que es efectivamente el principio de la vida de uno como soberana”.

“Es el tipo de desfile de caballerosidad y una anticuada forma de hacer las cosas (…) He conocido una coronación y he sido destinataria de la otra, poco que es asaz trascendente”, afirma la reina al software “La Coronación”.