Jesse & Joy conquistan Grammys a la espera del duelo Adele-Beyoncé

(Foto Twitter)

El Grammy comenzó a repartirse este domingo en Los Angeles con Jesse & Joy e iLe brillando en las categorías latinas, a la prórroga del duelo entre Adele y sus desgarradoras baladas y la osada Beyoncé.

Jesse & Joy , el popular dúo de los hermanos estadounidense-mexicanos Huerta, se llevó el Grammy a Mejor Elepé Pop Latino con “Un besito más”, mientras que la puertorriqueña iLe ganó con “iLevitable” en la categoría Mejor Elepé de Rock, Música Urbana o Alternativa Latina.

Vicente Fernández ganó en la categoría mexicana y tejana con su concierto “Un mexica en el mexica”, José Lugo & Guasábara Combo ganó en la categoría tropical y el cubano Chucho Valdés como mejor portafolio jazz latino.

“Muy orgullosos de ser mexicano-americanos. Esto va para todos los hispanos allá exterior, en este país, a cada género minoritario, estamos con ustedes”, dijo Joy en inglés al admitir el premio en medio de la tensión política en Estados Unidos con el presidente Donald Trump.

Y es muy posible que continúen las intervenciones contra el mandatario en la ropaje.

Beyoncé y Adele, así como el rapero Drake, han criticado la postura contra los inmigrantes del magnate republicano. Y en la ropaje participarán cantantes como Katy Perry y Lady Gaga, que hicieron campaña por la derrotada Hillary Clinton.

– Las divas –
Beyoncé y Adele se enfrentan en las tres categorías principales.

Beyoncé, que lidera con nueve nominaciones, ganó el primer fonógrafo en la “Premiere”, como se conoce a la ceremonia previa a la ropaje, por el videoclip de “Formation”, que hace tributo al movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan) con imágenes de policías levantando los brazos, como rindiéndose, frente a un chiquillo triste.

Es la primera aparición pública de la diva desde que dio la buena nueva de su obstáculo de lentes.

La cantante de 35 primaveras, que ganó éxito con un pop sazonado con R&B, fue más osada y provocadora en “Lemonade”, su maduro punto de vista al hip-hop pero que coquetea todavía con el rock y hasta con la música country, en la que aborda por otra parte duros temas como la infidelidad y la brutalidad policial.

Beyoncé ha ganadería 20 Grammys en su carrera, aunque para frustración de sus fans ha perdido en las principales categorías como portafolio y impresión del año, que premia a la canción principal.

Pero en su camino al fonógrafo está Adele, que pelea en las principales categorías con su éxito de ventas “25”, atiborrado de baladas como “Hello”.

“25” ya sumaba un par de Grammys antaño de la ropaje y ha sido el disco más vendido del mundo desde que la británica lanzó “21”, que ganó el Grammy a Mejor Elepé del año en 2012.

Además compite por el premio más cotizado el rapero canadiense Drake, que ya se llevó dos premios con sus canciones bailables.

En la palestra está “Purpose”, de Justin Bieber, en el que el muchacho de los tabloides revive su sonido con ayuda de productores electrónicos.

Y “A Sailor’s Guide to Earth” de Sturgill Simpson, quien pinceló la música country con trivio inspiradas en la filosofía budista y ganó como Mejor Elepé de Música Country.