Judy Garland sufrió acoso | infominuto.com

Judy Garland sufrió acoso

El productor Sidney Luft escribe en sus memorias que algunos de los enanos, le hicieron la vida irrealizable a la actriz que en ese momento tenía 16 primaveras

por Agencias

Ciudad de México.- Mientras su personaje de Dorothy sufría y emprendía una aventura en rastreo del Mago de Oz para que le ayudara a regresar a su originario Kansas, la actriz Judy Garland, de entonces 16 primaveras, padecía acoso sexual en el rodaje del clásico filme de 1939 The Wizard Of Oz.

Pero quien o quienes le hicieron la vida irrealizable a la protagonista de la película no fueron El Espantapajaros (Ray Bolger), El Hombre de Hojalata (Jack Haley) y mucho menos El Héroe Cobarde (Bert Lahr), sino algunos de los enanos que en la fantástica trama encarnaban a los llamados munchkins.

Así lo reveló Sidney Luft, el productor y exesposo de la desaparecida actriz, en su compendio biográfico Judy And I: My Life With Judy Garland, que llegará a las librerías de Estados Unidos el 1 de marzo.

“Ellos (los ciudadanos de Munchkin) le hicieron la vida miserable en el set de rodaje, metiendo sus manos debajo del vestido… Los hombres tenían 40 o más primaveras”, advirtió.

Luft, que estuvo casado con la actriz entre 1952 y 1965 y quien falleció en 2005, aseguró que estos extras “podían hacer lo que les daba la apetito porque eran muy pequeños”.

“Eran pequeños borrachos. Se emborrachaban todas las noches y luego los recogían con redes para cazar mariposas”, agregó el autor en sus memorias.

Sin secuestro, ésta no es primera vez que salen a la luz los rumores sobre el mal comportamiento de los pequeños actores en The Wizard Of Oz.

Julie Lugo Cerra -hija de un hombre que trabajaba cerca de los estudios donde se rodó el filme- dijo a NPR que éstos “se la pasaron muy adecuadamente” durante la filmación.

Mientras que algunos de los munchkins se defendieron de las acusaciones en repetidas ocasiones, expresando que trabajaron duro por una paga muy último.

“Había algunos a los que les gustaba salir y tragar, pero no se les iba de las manos. Todos nos lo pasábamos adecuadamente y disfrutábamos los unos de los otros. No hubo alboroto, y todas esas historias son perturbadoras”, precisó Margaret Pellegrini, una de las actrices que daba vida a los personajes de Munchkinland, un lado detrás del arcoiris en la novelística de L. Frank Baum llevada a la pantalla prócer por Víctor Fleming en 1939.