La diferencia de sueldo actores y actrices | infominuto.com

La diferencia de sueldo actores y actrices

La brecha salarial volvio a ser aviso esta semana en los espectáculos, pues se reveló otro caso de desigualdad

por Agencias

Cada vez más y más celebridades de Hollywood denuncian lo que ya es una ejercicio habitual: pagarles mucho menos a ellas que a ellos. Natalie Portman ha sido la última en hacerlo.

Ashton Kutcher cobró el triple que

Natalie Portman en Amigos con derechos

La actriz ha denunciado que el mismo año que fue nominada al Oscar cobró un tercio de lo que le pagaron al coprotagonista masculino de esta película. Portman ha confesado que lo sabía, pero que siguió delante con el tesina porque “así son las cosas en Hollywood”. Éste es el zaguero caso que conocemos de diferencia salarial por cuestión de artículos en la gran pantalla, pero no el único.

Gracias al Sony hack se descubrió lo que

había ocurrido en American Hustle

La filtración de mails dejó al descubierto que el porcentaje de beneficios de la película que recibieron sus protagonistas masculinos era más parada que el de las femeninas. Este nota ayudó a que se empezara a platicar cada vez más de la diferencia salarial por cuestión de artículos en Hollywood.

Una de las primeras en pronunciarse

fue Jennifer Lawrence

La actriz, a posteriori de descubrir la discriminación de la que había sido víctima en American Hustle, declaró: “Cuando descubrí cuánto de menos me estaban pagando con respecto a esas personas con pene no me enojé con Sony, me enfadé conmigo misma”. Explicó que se sentía molesta consigo misma por no deber requerido lo que le correspondía para no parecer “conflictiva” o “mimada”.

Charlize Theron dijo “puntada ya”

Otra de las actrices que decidió contar su experiencia y hacer poco con ella fue Charlize Theron. La intérprete declaró que para la secuela de Blancanieves y el cazador exigió que su sueldo se igualara al de Chris Hemsworth que cobraba 10 millones más que ella. Imperator furiosa manda.

Las actrices novatas parecen

un blanco posible

Amanda Seyfried declaró que al inicio de su carrera llegó a cobrar por protagonizar una película tan sólo el 10 por ciento de lo que les pagaban a los hombres con los que compartía reparto (no especificó en qué película).

Pero afecta igualmente a leyendas vivas

Por ejemplo, Diane Keaton en Cuando menos te lo esperas no cobró ningún porcentaje de los beneficios de la película mientras que su compañero masculino, Jack Nicholson, sí.

La mismísima Meryl Streep ha confesado deber

sufrido esta desigualdad salarial

En 2015, durante la promoción de Sufragistas, declaró que seguía experimentando sexismo en su trabajo y que seguía cobrando menos que los hombres con los que compartía reparto.

Por eso no es de exiliar que aplaudiera las palabras de Patricia Arquette en los Oscar de 2015

“Hemos luchado por la igualdad de los otros. Ahora es momento de que luchemos por nuestra igualdad salarial. Igualdad de derechos salariales para las mujeres en los Estados Unidos de América”. Y Meryl no pudo evitar señalar al marco y clamar: “Yes, yes, yes”.

Otra de las defensoras del fin de esta desigualdad salarial es Emma Watson

La actriz declaró que desgraciadamente hizo desliz que tuviese ocasión el Sony hack para que se empezara a platicar de este asunto. “Llámame diva, llámame feminazi, llámame difícil, llámame feminista del primer mundo, llámame lo que quieras, pero mínimo conseguirá que deje de combatir por lo que creo que es lo correcto”.

Esta desigualdad es maduro en el caso

de las mujeres latinas y afroamericanas

Salma Hayek igualmente dejó claro que existe un problema que no sólo se circunscribe a la industria del cine. “Si tienes las mismas capacidades y desempeñas el mismo trabajo, no aceptar el mismo salario es criminal”. No se puede separar la desigualdad salarial de la aparición de mujeres en pantalla.

La diferencia salarial

no es un aberración incomunicación

Merece la pena rememorar que está vinculado a la infrarrepresentación femenina que sigue sufriendo Hollywood delante y detrás de la pantalla. Sólo el 30 por ciento de los personajes que hablan en el cine son mujeres, lo cual igualmente está relacionado con que las mujeres sólo constituyen el 9 por ciento de los directores y el 15 por ciento de los guionistas.