La felicidad solo depende de uno mismo

Existen diferentes estudios que han demostrado que las personas felices han desarrollado ciertos hábitos que realizan en su vida cotidiana y que les hacen personas felices. 

Beneficios para mantenerte eficaz

-Tú eres el único responsable de tu complacencia: Esto es lo más importante y primero que debemos tener en cuenta si queremos ser personas felices. 

-La complacencia es contagiosa: Es más viable que seamos personas felices si nos acercamos a personas felices, que tienen una ademán positiva.

-La risa es una buena terapia: Existen estudios que demuestran que las personas que sonríen a la vida y a los problemas son más felices. 

-No te olvides de dar las gracias: Ser agradecido es un habilidad global entre las personas felices. Es posible que no tengas todo lo que deseas, pero seguro que si lo piensas, tienes muchas cosas por las que dar las gracias.

-Aprende a perdonar y a pedir perdón: En ocasiones nos dañan otras personas, con o sin intención, y otras veces somos nosotros los que herimos o cometemos errores. 

-Disfruta de las cosas pequeñas de cada día: En ocasiones nos olvidamos de las pequeñas alegrías del día a día porque estamos obsesionados o absortos con nuestros problemas. 

-Deporte físico regular: Hacer alguna actividad física de guisa regular libera en tu organismo endorfinas y otras sustancias neuroquímicas, encargadas de proporcionar una sensación de bienestar en tu cuerpo. 

-Dedícate tiempo a ti: En ocasiones vivimos rodeados de cargas y obligaciones que nos impiden detener a disfrutar. 

-Habitar el presente, pensar en el futuro: Las personas felices disfrutan de cada día, hacen planes a corto y extenso plazo, pero dejan un beneficio para la improvisación, aceptan que no pueden controlarlo todo y que todo puede cambiar en un segundo.