La mala alimentación influye en el rendimiento sexual