La moda de llevar calcetines con sandalias


No hay falta como crear ese intención para que poco tenga importancia y está claro que las sandalias con calcetín sigue dando mucho que dialogar. 
 
Cuando el año pasado Julia Roberts se presentó en la estera roja del Palais de Cannes descalza, se dio por superada la norma que prohibía a las mujeres aguantar zapato plano en el festival. 
 
Además la actriz Kristen Stewart, volvió a rememorar este año que era una norma incomprensible. Y zanjado el debate igualitario en este demarcación, se pasó rápido al debate estilístico que, otra vez más, volvió a los pies cuando la maniquí Kendall Jenner se paseó por la misma estera con sandalias de Jimmy Choo y calcetines ejecutivos.
 
Puede que pienses que el combo ‘sandalias+calcetín’ esté ideado exclusivamente para las pasarelas o para ser fotografiado en los pies de las ‘it girls’. Pero en efectividad son el combo consumado para dar elegancia a tus pisadas durante los meses de invierno. Aunque la combinación te parezca poco natural, nosotras estamos aquí para darte ideas de cómo llevarla sin caducar en el intento.
 
En Instagram hay ya un hashtag para la tendencia #socksandsandals calcetines y sandalias, en el que se encuentran ejemplos irónicos, pero asimismo muy reales.
 
Se ve y verá tanto en hombres como en mujeres. De ahí que las marcas dedicadas exclusivamente a la liquidación de calcetines con todo tipo de dibujos y colores, como ‘Happy Socks’ o ‘Sockaholics’, se hayan multiplicado en los últimos primaveras. 
 
Vestirse por debajo y que sean los pies los ejes del estilismo es cada vez más habitual. Sin confiscación, la tendencia convive, por ahora, con otra que se ve hasta en las más heladas épocas y latitudes: la combinación de deportiva o zapato sin calcetines.