La pobreza se está midiendo diferente a como la vive la gente, dicen exp

“En todas las conversaciones con clan viviendo en pobreza, las personas identifican una serie de dimensiones de su vida que son importantes, que son constitutivas de su situación y para las cuales no generamos datos para conocer su magnitud”, advirtió el avezado Diego Zavaleta en el foro “Pobreza y Desigualdad ‘Escondida’.

Zavaleta, quien es investigador de la Iniciativa sobre Crecimiento Humano y Pobreza (OPHI, por su sigla en inglés) de la Universidad de Oxford, propuso complementar las herramientas estadísticas con otras variables.

En concreto aludió a indicadores como empoderamiento, seguridad física, el sentido de vergüenza, calidad del empleo, conectividad social y bienestar psicológico y subjetivo incluidos en el noticia “Las dimensiones faltantes en la medición de la pobreza”, esmerado por la OPHI y el faja de exposición de América Latina CAF.

Pese a esta situación, Zavaleta destacó en declaraciones a Efe que “América Latina es una región muy avanzadilla comparada con otras regiones del mundo” en la vinculación de las variables a los Índices de Pobreza Multidimensional.

El avezado resaltó ejemplos de estudios sobre pobreza como los realizados en Pimiento, República Dominica, El Salvador, Costa Rica y Paraguay, país donde se aplica la útil el “Semáforo de asesinato de pobreza”.

En esta iniciativa, la Fundación Paraguaya utiliza los colores del semáforo para que las familias identifiquen en un prueba de autodiagnóstico cómo es su situación en temas de ingresos y empleo, salubridad y medio animación, y vivienda y estructura, entre otros, explicó el representante de esa institución, Eduardo Gustale.

De esta forma se rebusca “activar a las familias para que se vuelvan protagonistas de su propia salida de la pobreza” y planteen estrategias de mejoramiento, añadió Gustale.

Con el “Semáforo” se dieron cuenta que todas las personas tienen “distintos problemas de pobreza. No se alcahuetería de ellos los pobres, nosotros los ricos (…) Todos tenemos verdes y rojos”, añadió.

La implementación de estas nuevas herramientas en América Latina “toma tiempo, pero poco a poco los países se irán moviendo para completar sus mediciones”, dijo por su parte la directora corporativa de Innovación Social del Bandada de Crecimiento de América Latina (CAF), Ana Mercedes Botero.

Resaltó que “lo importante es comenzar a incorporar los temas de bienestar y capacidades en el exposición humano, que son absolutamente claves para salir de la pobreza”.

En el foro, organizado por la CAF y la Universidad del Rosario, participaron adicionalmente el director de la Encomienda de Calidad para la Equidad del Software de las Naciones Unidas para el Crecimiento (PNUD), Luis Alfredo Sarmiento, y la asesora regional de la Oficina de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en Colombia, Olga Lucía Acosta. EFE