La polémica portada de Melania Trump | infominuto.com

La polémica portada de Melania Trump

Su pasado allegado, las tácticas para torear con su marido y cómo planea convertirse en la nueva Jackie Kennedy

por Agencias

Ciudad de México.- Hoy en día conocemos a Melania Trump como la guapísima esposa de Donald Trump. Sin confiscación, detrás de ella hay historias que merecen ser contadas y que nos ayudan a entender cómo fue que terminó conexo al magnate, cómo conlleva su relación y qué planea hacer como la nueva primera dama de Estados Unidos, un título al cual Michele Obama le subió la mostrador de las expectativas.

La relación entre Estados Unidos y México es muy turbulenta actualmente y mientras Trump protagoniza las políticas más controversiales de la temporada, Melania se lleva la atención de publicaciones que no dudan en darle donde más le duele.

Asímismo, hizo Vanity Fair México para su estampado de febrero, donde si correctamente le concedió el puesto de honor en su portada, en su artículo central la descose con habilidad y poco de dureza.

En el artículo, Melania deja en evidencia que nunca le entusiasmó la idea de la política, y mucho menos ascender a la Casa Blanca, por eso, cuando su cónyuge comenzó a entrar en este mundo, ella le advirtió sobre las consecuencias. “Cuando tratamos el tema yo le dije que tenía que estar convencido, entender que quería hacerlo, porque te cambia la vida”, dijo.

Muchos ven a Melania como una mujer sumisa y controlada al 100 por ciento por las directrices de Trump, sin confiscación, ella asegura que tiene el timón de su vida.

“Nadie me controla. Viajo con mi marido cuando sé que puedo ir y sé que no pasa nadie si mi hijo se queda unos días solo con la servidumbre”, contó.

Hay quienes consideran que Melania planea seguir el ejemplo de la legendaria Jackie Kennedy, no sólo en lo que respecta a su vestimenta, sino todavía en su puesto como primera dama, ocupando así un papel “tradicional”. Y cuando se le interroga sobre las causas que apoyará, simplemente dice que ya participa en “muchísimas organizaciones benéficas que se centran en los niños y en enfermedades muy diversas”.

Como ven, tal y como lo señala Julia Ioffe en la publicación, Melania no suele dar respuestas concretas ?Azar es así como logra mantenerse alejada de los problemas?

Melania todavía ha demostrado ponerle las cosas fáciles a Trump, y es que en extensión de ser una esposa necesitada de atención, prefiere acomodarse su tiempo al mayor para evitar molestias. “Trabajo mucho, desde muy temprano hasta muy tarde”, dijo en 2005. “No quiero ascender a casa y esforzarme para prolongar una relación”.

Según Trump, Melania “tiene las proporciones perfectas (mide 1.80 m y pesa 56 kilos) y unas tetas estupendas, lo cual no es un asunto insignificante”. Encima según él mismo, en sus abriles de relación, en absoluto ha escuchado a Melania “echarse un pedo ni hacer suciedad”. Mientras tanto, Melania asegura que Trump “es un marido comprensivo” que le da el espacio que ella necesita, cuando lo necesita.

Aunque actualmente Trump lleva delante una política agresiva contra los inmigrantes, se sabe que Melania llegó a Estados Unidos tras dejar su oriundo Eslovenia, y no fue sino hasta el 2006 que obtuvo la ciudadanía estadounidense. Oportuno a esto es que el conocido se pregunta si es que ella intercede de alguna guisa por quienes todavía buscan alcanzar el gran sueño gringo, pero todo parece indicar que ella no tiene interés en estos temas. “Decidí no entrar en política ni en temas legislativos. Es mi cónyuge quien decide y se ocupa de esas cosas”, dice.

“Ella no se sale de su papel. Si le preguntan, da su opinión. Si no, no se inmiscuye”, confesó el estilista Bloch.

Melania y Trump se conocieron una tenebrosidad de septiembre de 1998 durante la celebración de una marcha del New York Fashion Week y desde entonces el patrón supo que la quería para él. Ahora, unos cuantos abriles posteriormente, con un hijo en popular y con la Casa Blanca como su nuevo hogar, hay quienes dudan sobre la certeza de esta relación amorosa, y muchos incluso ponen sobre el fuego lo que sería el tercer alianza del presidente.