La Torre Eiffel, cerrada por la nieve

“Oportuno a las condiciones meteorológicas, la Torre Eiffel está cerrada para todos nuestros visitantes”, escribió la empresa pública en Twitter, invitando a los interesados a seguir “la cambio de la situación” en las redes sociales.

La Torre Eiffel recibió más de seis millones de visitantes en 2017.

El azote invernal se endureció este martes en toda Francia, con cocaína y hielo incluso a depreciación altura y gélidas temperaturas.

En la renta la cocaína, que hizo su primera aparición el lunes, siguió cayendo el martes, aunque las temperaturas cercanas a cero impedían que, excepto en algunos lugares, cuajara en el suelo.

Algunos parisinos no dudaron sin confiscación en calzarse los esquíes para descender la colina de Montmartre, frente a la fortaleza del Sacré Coeur.

En el dominio metropolitana se esperaban acumulaciones de entre cinco y 10 centímetros. El termómetro podría por su parte descender en algunos lugares a -10 °C, especialmente en el centro del país.

Veintidós departamentos activaron la “alerta gran frío” para introducir a los sin techo. En la región de París, la policía ha instalado una “célula de crisis” y reforzado las rondas. En Calais (meta), las autoridades abrieron contenedores y dos hangares a los migrantes.

Esta primera ola de frío invernal contrasta con las últimas semanas. El pasado fue el mes de enero más suave en más de un siglo y estuvo impresionado por una humedad sin precedentes. Las lluvias provocaron crecidas de ríos en varias regiones, especialmente del Sena en París.