Las uñas son también reflejos de nuestra salud

Pueden ser sinónimos de vitalidad y a través de ellas podemos identificar algún entraña afectado en nuestro cuerpo, en peculiar del hígado. Son las uñas, sobre las cuales hay que tener cuidado porque suelen ser atacadas por hongos, que pueden perjudicar tanto a niños como a adultos. Se prostitución de la onicomicosis, infección que si no es atacada a tiempo puede prolongarse a otras uñas.

Es más frecuente en mujeres y deportistas, porque las primeras suelen usar zapatos cerrados por largos períodos que suelen humedecerse como ocurre además en los deportistas, manifestó Francismar Lugo, médico especializada en estética y antienvejecimiento, en el software Por Tu Lozanía, que se transmite de lunes a viernes, de 11:30 a 12:30pm., por El Carabobeño Radiodifusión.

La infección por hongos, que igual puede presentarse tanto en uñas de la mano o pies, además es predisponente en personas inmunosuprimidas. Y suele aparecer por desidia de higiene en la manicure o pedicure, caminar descalzo en piscinas o baños públicos, la época, utilizar el mismo zapato durante mucho tiempo (que porte el hongo), el uso prolongado de medias húmedas y algunas condiciones médicas como golpes, enfermedades óseas, diabetes, entre otras.

Para su tratamiento, en el caso de las onicomicosis es un desafío para los médicos y en algunos casos, frustrante para los pacientes conveniente a su tendencia a la persistencia, recurrencia y tasa de reinfección. Y para ello, se poseen herramientas como el Láser Neodimiun YAG que complementado con tratamientos tópicos de última coexistentes colaboran a que exista mejor unión y duración del medicamento con adecuada oxigenación del radio, explicó Lugo.

El tratamiento consiste en  la aplicación de la luz láser por 10 minutos, cuyo objetivo es suscitar calor afectando a las células responsables de la herida. Por lo tanto, no tiene ningún huella sobre el tejido sano. Así, es proporcionadamente tolerado, no es doloroso y no tiene posesiones adversos, explicó la doctora Lugo.

Y aunque hay la posibilidad de remisión, es la técnica más segura que existe. Se recomienda sesiones semanales, pudiendo variar según el tipo de hongo. Por lo común pueden lograr a ser entre 4 y 8 sesiones en promedio.

Se aplica en la piel a nivel de espacios interdigitales y en todas las uñas afectadas o las no afectadas, teniendo en cuenta que las demás uñas podrían tener una contaminación solapada y provocar una reinfección a corto plazo.

Esta herida se puede aprestar, adicionalmente con un correcto corte de la uña, la cual no debe cortarse tan al ras del dedo ni siquiera cortar las cutículas, porque podría darse entrada a mas agentes patógenos.

Secarse proporcionadamente los dedos de los pies para retirar la humedad; evitar usar los mismos zapatos con frecuencia, son algunas de las recomendaciones.

Más detalles de la entrevista completa, en nuestra página web www.el-carabobeno.com o por nuestro canal youtube, colocando Por Tu Lozanía, con Ana Isabel Omisión.-

.