Legionarios de Cristo gestionaban ingresos por educación en paraísos fiscales

Los Legionarios de Cristo utilizaron paraísos fiscales para resolver las entradas de su servicio educativo durante la época del fundador Marcial Maciel y que algunas siguen abiertas, según la investigación internacional “papeles del paraíso”, difundida en Italia por el diario L’Espresso.

Al respecto, el portavoz de la oficina internacional de los Legionarios de Cristo, el padre Aaron Smith, explicó que todas las sociedades en paraísos fiscales “ya fueron cerradas”.

El semanario L’Espresso dedica este domingo un nuevo capítulo a los italianos que han aparecido en esta investigación periodística internacional y explica cómo la congregación, presente en todo el mundo pero con longevo incidencia en México, España, Argentina e Italia, gestionó sus ingresos en paraísos fiscales desde 1992.

Según la investigación, el fundador de la Hormiguero de Cristo, el mexicano Marcial Maciel Degollado, creó en Bermudas en 1992 la sociedad The Society for Better Education con la consultorio de Appleby.

En noviembre de 1994 se le sumaba la “International Volunteer Services”, incluso con la consultorio de Appleby, para “resolver los millonarios ingresos de su imperio educativo”, asegura la investigación.

Calculan que el flujo de entrada era de cerca 300 millones de dólares al año y que el efectivo de ambas sociedades acaba alimentando el fondo fiduciario Ecyph Limited, con sede en las Islas Vírgenes Británicas.

En los registros de Appleby, toda esta red financiera en paraísos fiscales está vinculada a la dirección: Vía Aurelia 677, Roma, donde tiene su sede la Dirección Caudillo de los Legionarios, agrega L’Espresso.

Las investigaciones desde el Vaticano desde Maciel delante las acusaciones de abusos sexuales y uso de drogas terminan con la condena en 2006 del entonces papa Benedicto XVI, su alejamiento y la orden de una profunda revisión de la congregación.

Se comprobó que Maciel, quien murió en 2008, cometió abusos sexuales contra seminaristas, tuvo varios hijos con diferentes mujeres y era consumidor habitual de drogas.

Según las nuevas revelaciones, ayer de ser alejado, el 2 de febrero de 2006, Maciel cierra la primera sociedad en las Bermudas.

Sólo en 2010, cuando la congregación es intervenida y se nombra como administrador al cardenal Velasio de Paolis se liquida la segunda sociedad y se extingue el fondo de las Islas Vírgenes.

Los “papeles del paraíso” desvelan que en una cuenta del Citibank en Nueva York a nombre de la “International Volunteers Services” estaban autorizadas tres personas fieles a Maciel: el sacerdote Jesús Quirce Andrés y los laicos Mario Olivieri Sangiacomo y Javier Vargas Díez Barroso.

El portavoz de los Legionarios de Cristo dijo “que las dos sociedades fueron creadas por Maciel y permanecieron inactivas durante muchos abriles y fueron cerradas en 2006 y 2013 respectivamente”

L’Espresso revela que la investigación incluso aparece el nombre de un abogado italiano Salvatore Trigila, que aparece como liquidador de la sociedad Racebrook con sede en el estado norteamericano de Delaware, y a la que pertenecía la mansión en la que vivió Maciel hasta su crimen.

Tanto Trigila como Sangiacomo siguen teniendo relación en la gobierno de asuntos de los Legionarios, asegura L’Espresso.

El portavoz de los Legionarios confirmó a Efe que Trigila sigue trabajando en la oficina lícito del movimiento seglar, Regnum Christi.

L’Espresso asegura que el clausura de las sociedades en paraísos fiscales no se ha completado y que en Panamá hay aún sociedades abiertas en los abriles 80 del siglo XX y otras en Chaleco.