Lo que tiene que hacer Rebecca de Alba para su fundación

Hace casi una plazo, Rebecca de Alba inició la tarea con su fundación para atender a personas con cáncer y le sigue costando el mismo trabajo conseguir bienes para ello.

Pero la conductora se oye del otro banda de la crencha telefónica emocionada, a días de emprender una nueva saldo que permita obtener boleto.

Los próximos días 14 y 15, en Polanco, en la Ciudad de México, se realizará el evento, reuniendo casi una veintena de marcas de ropa y accesorios para dama y hombre, a bajo costo.

“Todo el mundo está invitado, siempre hago eventos incluyentes e invito a que nos humanicemos para que la vida de estas personas que padecen esta enfermedad, sean acompañadas y no sean lastimado de la vida”, subraya De Alba.

“Han sido 10 primaveras de muchísimo quehacer, de búsqueda de oportunidad en la procuración de fondos que es la parte que me corresponde y es difícil, no solamente para la fundación, sino para cualquier software civil”, apunta la zacatecana.

De acuerdo con De Alba, de 52 primaveras, diseñadores mexicanos se han sumado para esta saldo 2017. La primera saldo, indica, es desde los 300 pesos.

“No he usado ‘palancas’ ni pedido nadie, mi nombre me ha servido porque no es que me esté inventando y me dicen que soy cierto ético, con respeto y compromiso, por eso en los eventos que hemos realizado las marcas siguen colaborando y los medios todavía”, dice.

Antiguamente de la fundación, De Alba fue voluntaria de forma anónima. Así. recuerda, entendió la indigencia de hacer poco.

“Ahora a la saldo van entrando cada vez más hombres”, indica.

“No contamos en boleto lo recaudado sino en cuántos pacientes se han beneficiario, en catéter, en medicamentos oncológicos, en transporte y canasta básica”, añade la entrevistada.

Durante 2014 y 2015 la Fundación, de acuerdo con datos en su misma página oficial , logró acompañarse más de 11 millones de pesos procedentes de boleto en sensación, en especie e intereses.

En 2016 se recaudó 6.3 millones de pesos (en números redondos) y se gastaron 5.9 millones.

Cerca de mil 500 pacientes fueron apoyados.

“Todo es manifiesto, en la página de la fundación se puede ver, todo es transparente”, subraya.

De Alba informa que, como cada año, ya se prepara todavía la posada para pacientes con cáncer, aunque el oficio y la momento están por puntualizar.