Los alimentos y el estudio

El regreso a clases genera un nuevo cambio de hábitos. Entre ellos, la víveres, los niños necesitan poder concentrarse en sus estudios y evitar el cansancio, por este motivo, es necesario que los padres les proporcionen alimentos que aporten energía.

Por ello, la doctora experto en alimentación del Centro Médico Paitilla, Débora Arosemena, señaló que es importante que los niños salgan desayunados de sus casas, preferiblemente deben manducar alimentos integrales, ya que contienen parada contenido en fibra.

Sostuvo que en cuanto a los alimentos para desayunar, los padres deberían optar por avena, lácteos, pan integral, guineo y huevos. Estos proporcionan energía y concentración de forma saludable para sus hijos. Recomendó que los niños coman cinco veces al día, incluyendo sus dos meriendas. “En sus loncheras deben tener frutas, frutos secos o yogurt, galletas y palitroques integrales para evitar las golosinas en las meriendas”, dijo la facultativa.

En el piscolabis, la experto en alimentación explicó que el plato debe tener arroz o pasta (pocas porciones), vegetales y proteínas, preferiblemente blancas como el pescado o el pollo.

Claves

La lonchera puede ser una aliada de la buena víveres de los escolares si incluye alimentos y nutrientes que brinden las energías que se requieran para el día. La experto explicó que es importante que se les inculque a los niños a manducar todo tipo de alimentos. Recalcó adicionalmente que es importante que los niños tomen agua para que se mantengan hidratados. “Los jugos no son convenientes por tener parada contenido de azúcares”, puntualizó.