Los beneficios sobre las carillas porcelanas


 
Las carillas dentales son finas láminas de cerámica o composite que se adhieren a la superficie externa del diente a tratar restaurando o cambiando su forma, color y función.
 
Ellas son una forma de mejorar el aspecto normal de la sonrisa sin tener que acogerse a tratamientos muy invasivos o con una larga duración. 
 
Con ellas podemos corregir pequeñas imperfecciones en los dientes como espacios interdentales (diastemas).
 
Todavía son una alternativa ideal cuando nos fracturamos un diente o para rejuvenecer dientes que van perdiendo su color irremediablemente sin que podamos hacer un blanqueamiento dental profesional.
 
Existen diferentes técnicas y materiales para confeccionar las carillas dentales, aunque en este caso vamos a susurrar sólo de los más utilizados, que son la cerámica o porcelana y el composite:
 
Carrillas Dentales de Composite: ellas tienen como los principales puntos fuertes la apariencia totalmente natural, permite amparar la integridad del esmalte dental, es un tratamiento reversible y que se coloca directamente en el diente mediante la adhesión de capas de este material. 
 
Carrillas Dentales de Porcelana: son más atractivas estéticamente, no pierden el brillo con el tiempo, ofrecen maduro durabilidad y necesita menos mantenimiento en clínica.