Lupita D’Alessio mostrará los errores de su vida | infominuto.com

Lupita D’Alessio mostrará los errores de su vida

La intérprete prórroga que la transmisión de la serie Hoy voy a cambiar comience en septiembre

por Agencias

La cantante Lupita D’Alessio, una de las más reconocidas en México y América Latina, confesó que se quebró al tener que relatar los errores cometidos en su vida, la cual sirve de inspiración para crear la serie de televisión Hoy voy a cambiar.

“Hubo momentos en que pedí que pararan la compacto porque no podía más, me quebré por completo al tener que recapacitar tantas cosas que hice. Fue muy difícil abrirme, sobre todo porque estaba en medio de toda la producción, internamente de un estudio muy ínclito y con un círculo que se percibía frío.

“Yo estaba sentada en una apero, frente a una cámara de cine con multitud preguntándome todo: los guionistas, los escritores y yo sola teniendo que balbucir”, relató Lupita D’Alessio en entrevista.

Secretos no revelados

Hace más de una decenio, la afamada intérprete se convirtió al Cristianismo y desde entonces, dijo, “Jesús borró parte de mi pasado, pues Él te da todo nuevo. Así que traer mi pasado al presente no fue falta manejable, lloré y lloré mucho. Cuando ya no podía más, los productores Rubén y Santiago Galindo tuvieron que abrazarme”.

D’Alessio, de 63 abriles, adelantó que el notorio será declarante de verdades nunca antiguamente reveladas, no sólo de su propia voz, sino además desde la perspectiva de sus tres hijos: Jorge, Ernesto y César.

“Ellos tuvieron una catarsis terrible. Cada uno habló por separado y falta tiene que ver con lo que se ha dicho, porque mucho de lo que se escribió en la prensa fueron chismes. Ahora sabrán lo que verdaderamente pasó adentro de una casa, lo que fue una tribu disfuncional”, advirtió.

La señal “Leona Dormida” confesó que al tomar la propuesta de una serie biográfica basada en su vida personal y artística, sus hijos se negaron a participar, sobre todo el actor y cantante Ernesto D’Alessio.

“Tuve que reunirme con ellos y pedirles que me echaran la mano, que se subieran al barco conmigo porque nuestro afirmación ayudaría a mucha multitud, a muchas familias que quizá están pasando por lo mismo que nosotros ya superamos. Al final, los cuatro lloramos, nos abrazamos y me dijeron: ‘va mamá, si es tu deseo, te apoyamos'”.