Maluma y J Balvin reinan en la alfombra “millenial” de los Premios Juventud


Tonos pastel y vestidos cortos de escotes imposibles, en el caso de ellas, reinaron en la antesala de estos premios que reconocen a lo más popular de la música latina y en los que los cantantes comparten protagonismo con “youtubers”, que despertaron el mismo entusiasmo entre los adolescentes que se dio cita en Coral Gables (Florida).

El ámbito “millenial” dejó atónito al colombiano J Balvin, que se mostró “orgulloso” de ver a la lozanía latina apoyando a escenas como el “reguetón y el trap”.

Tras anunciar días antes su posterior sencillo, “Mi parentela”, Balvin, que con siete nominaciones es el principal privilegiado en estos premios que organiza la esclavitud hispana Univisión, aseguró que hace música “para todos, para el mundo”.

El colombiano, que cantará durante la bizarría que se celebrará en el Watsco Center de la Universidad de Miami, apostó por un traje clásico que contrastó con el de su compatriota Maluma, que fue de los primeros en obtener a la felpudo vulgar y desató la alienación.

Maluma lució una chaqueta “bomber” dorada con brillantes, acompañada de un tupé clásico. El intérprete, nominado además a siete premios, provocó incluso llantos entre sus emocionadas seguidoras.

Los venezolanos Chyno y Nacho, que acudieron por separado, se pararon con todos los fanáticos a hacerse las correspondientes fotos y el primero no desaprovechó los focos para desplegar una bandera de su país, que vive semanas de disturbios por marchas de seguidores y opositores al presidente Nicolás Juicioso.

Nacho aseguró que prórroga que el ahora exdúo se lleve esta tenebrosidad el premio a Mejor Vídeo, “y que no sea el posterior” galardón.

Una de las reinas de la felpudo ha sido la maniquí dominicana Clarissa Molina, quien se presentó con un vestido corto blanco y dorado enfundado de perlas, con las que adicionalmente de deslumbrar quiere “concienciar” a la parentela a que “apoye” causas sociales.

Los decibelios aumentaron en la felpudo con el rápido paso de la diva australiana del pop Iggy Azalea, que acudió a la bizarría con un vestido encarnado, conveniente diferente a la tónica de esta pasarela, mientras que la actriz mexicana Barbara de Regil se inclinó por las sugerencias, con un vestido irritado y de transparencias.

Sable además fue el tono predominante de los tres integrantes de la partida mexicana Reik, mientras que la castellano Natalia Jimenez deslumbró con un vestido fucsia.

Cantantes como Sebastián Yatra y Justin Quiles aseguraron que la bizarría es una parada entre sus días de “playa”, para luego fundirse en un estrujón con Yandel.

Los mexicanos de Ulices Chaídez y sus plebes se mostraron curiosos por el nombre de uno de los premios a los que la agrupación aspira esta tenebrosidad, como es Mejor Canción para Chillin, a la que compiten con el tema “Te regalo”, y que creen que es para “relajarse y estar con los amigos este verano”.

“Youtubers” como Martínez Twins, Alejandra Rodríguez y Chachi González se sumaron a la cita y compartieron momentos con sus fanáticas ayer de que la bizarría comience