Más de 10.000 árboles crecen en zona desértica de Perú tras inundaciones

Más de 10.000 árboles entre algarrobos, faiques y zapotes comenzaron a aparecer en una desértica zona de la región peruana de Piura, fronteriza con Ecuador, tras las inundaciones acontecidas en los primeros meses de este año, anunció hoy el Servicio Franquista Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor).

La creciente cubierta vegetal se encuentra cerca del municipio de Catacaos y surgió gracias a los 20 kilos de semillas de algarrobo que el Servicio de Agricultura y Riego sembró en febrero en un campo de acción de 250 hectáreas, con el objetivo de reforestar la zona tras las inusuales lluvias que causaron las inundaciones.

El ocupación había sido deforestado durante los últimos abriles por la tala ilegal de algarrobos y lucía desértico hasta las precipitaciones caídas este año, pero la nueva cubierta vegetal atrajo incluso especies de fauna silvestre como aves y reptiles.

Los miembros de la comunidad campesina San Juan Bautista de Catacaos se encargarán de proteger el crecimiento de los árboles con la ablución de la maleza y podar aquellos ejemplares de mediano tamaño.

Según un comunicado de la Serfor, el presidente de la Asociación de campesinos Pequeño del Campo, Isaías Ipanaqué, explicó que el nuevo bosque dará sombra y servirá para mejorar la cabaña.

La región de Piura fue la más golpeada por el desastre natural, que en ese sección causó 18 fallecidos, 3 desaparecidos, 40 heridos, más de 93.000 damnificados y más de 336.000 afectados, por otra parte de provocar la destrucción de más de 14.000 casas, 46 escuelas, 3 centros de sanidad y 8.600 hectáreas de cultivos.