Mexicanos diseñan dispositivo para detectar cáncer cervicouterino en minutos

En México cada año 15.000 mujeres son diagnosticadas con cáncer cervicouterino, y unas 5.000 mueren anualmente, lo que convierte a la enfermedad en la segunda causa de asesinato por cáncer en mujeres.

“Queremos que las mujeres mexicanas no mueran más de cáncer”, destacó Torres en conferencia de prensa.

El dispositivo portátil 100 % mexicano se pasión Instapap, funciona con espectroscopía óptica y eléctrica y es capaz de detectar en tres minutos si las células del cérvix están dañadas.

“Con ello, las mujeres pueden conocer de modo casi inmediata si están enfermas y tomar el tratamiento de modo temprana y oportuna”, detalló Torres.

En México, la prueba de Papanicolaou es, desde hace 50 primaveras, el método para detectar el cáncer cervicouterino; sin bloqueo, a afirmar de Ricardo Lúa, tocólogo y asesor clínico de la empresa, “no es la prueba más eficaz”.

Según el experto, el Papanicolau tiene una efectividad de detección de 55 %. “De cada diez mujeres solo a cinco se les detecta oportunamente el cáncer, mientras que Instapap tiene 86 % de efectividad”, aseguró.

De acuerdo con Lúa, en el mundo solo 50 % de las mujeres se hace la prueba del Papanicolau, mientras en Latinoamérica, incluido México, escasamente 5 % de la población femenina se realiza este examen, y en zonas marginadas del país el porcentaje se reduce a cero.

“Esto quiere afirmar que de 41 millones de mujeres que deberían revisarse en México, solo 8 millones tiene esa civilización, de las cuales el 30 % en absoluto tiene el resultado en sus manos”, explicó el experto.

El Instapap ya está arreglado en México ya se ha utilizado en el Tren de la Salubridad, un hospital móvil que recorre el país para tratar a personas de escasos medios. En él se han hecho la prueba de modo gratuita 10.000 mujeres de noviembre a la plazo.

Del mismo modo, en el país ya se cuenta con 21 puntos en 11 entidades federativas donde se puede pedir esta prueba, con un costo que oscila entre 600 pesos (33 dólares) y 1.800 pesos (100 dólares).

“De hecho, el Hospital Juárez en la Ciudad de México ya cuenta con el dispositivo”, señaló Torres.

Según estimaciones de Onko Solutions, el costo de atención a una mujer con cáncer cervicouterino puede alcanzar los dos millones de pesos (112.000 dólares) por todo el tratamiento, mientras que detectar la enfermedad de modo oportuna reduciría los costos hasta en 40 % para el sector salubridad.

Por ahora el costo del dispositivo es de 90.000 pesos (5.000 dólares), mientras que los cartuchos desechables que se usan en cada prueba tienen un costo de 400 pesos (22 dólares).

Aunque el Instapap ya está admitido por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), aún errata apiolar los detalles para que pronto esté arreglado en todo el país.

Sus creadores esperan que para 2018 ya esté arreglado en otros países de Latinoamérica como Colombia, Perú, Pimiento y Brasil, para posteriormente tenderse al mundo sereno.