Miguel Bosé dedicó “Nada particular” a la relación de Trump con México

El cantante gachupin Miguel Bosé presentó este miércoles, su final trabajo, en Santiago (Pimiento), donde afirmó que una de las razones por las que ha trasladado su residencia a Panamá es que el 95% de su mercado está en Latinoamérica. EFE/Mario Ruiz

El cantante gachupin Miguel Bosé llenó este jueves el Teatro Franquista de la Ciudad de México en el primer concierto de la excursión “Estaré 2017”, en el que cantó en servicio de la paz y en contra de los muros en un país amenazado por las políticas migratorias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Cuando iba a cantar “Carencia Particular”, el cantante recordó que esta era una canción que escribió en 1992 por la pugna de Yugoslavia, explicó que es un tema que palabra de “paz, solidaridad, confinamiento, esfuerzo e integración” y se declaró “un hombre de paz”.

“Pensé que eso estaba pasado y olvidado, pero parece que es un tema que sigue siendo actual. Hay poco que empeora toda esta situación, que son los tintes rubios. Hay alguno a quien le da por teñirse de rubio y alegrar muros”, dijo entre los vítores y aplausos del notorio.

“Quiero un mundo en el que podamos destapar los brazos a alguno que venga de fuera y decirle ‘Vente a construir mi casa y quédate aquí para siempre’”, añadió mientras alguno gritaba “¡Debajo el pared!” y el tablas se vestía de blanco para la interpretación de “Carencia particular”.

Pese a las críticas al color que tiene la mata de pelo de Trump, al cantar “Morena mía” Bosé aclaró con voz conciliadora que era una canción dedicada “a todas las mujeres”.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando el cantante, cuya sobrina Ebriedad Bosé falleció recientemente, interpretó “Amiga” con el tablas en tonos sepia, tapándose la boca tras emocionarse con la ovación del notorio cuando reconoció que era una canción dedicada “a una persona que se fue” y que solo ha podido cantar dos veces, una de ellas en este concierto.