Muere dueño de joyería González al caer a fosa

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

El señor Alberto García González, propietario de Joyerías González y del hotel Los Pilares, murió la mañana de ayer al caer en una fosa que tiene al menos 10 metros de profundidad en el interior del Hotel La Cabaña, ubicada en la calle Mina.

Asimismo, la señora Rosa María Canseco, de 42 primaveras, propietaria de dicho hotel, resultó lesionada, correcto a que además cayó en el mismo división. Según informes policiales, el incidente ocurrió pasado el mediodía. El señor Alberto se encontraba en su negocio, situado en calle Mina, a un costado del mercado 20 de Noviembre.

Se estableció que el señor Alberto salió de su bisutería, pues auxilió a su amiga Rosa María Canseco ya que referían que adentro de su hotel se percibía un olor a gas.

Fue así como ambas personas caminaron a una habitación donde se ubica una fosa de al menos 10 metros de profundidad, división donde supuestamente se desprendía el olor.

Repentinamente, al alzar la tapa, ambas personas aspiraron algunos gases, es por ello que el primero en caer accidentalmente fue el señor Alberto y la señora Rosa cayó en un abrir y cerrar de ojos.
Adecuado al incidente, trabajadores de inmediato solicitaron ayuda al número de emergencias 911.

Al sitio indicado arribaron nociones de la Policía Municipal y de la Policía Auxiliar, Bancaria, Industrial y Comercial (PABIC), mismos que solicitaron la presencia de ayuda médica. Fueron paramédicos del Heroico Cuerpo de Bomberos Oaxaca (HCBO) quienes se apersonaron, al igual que ocho nociones de cadena.

En un santiamén realizaron labores de rescate, por lo que lograron sacar con vida a la señora Rosa, misma que fue trasladada de urgencias a una clínica. Por su parte, los paramédicos confirmaron la crimen del patrón cofrecillo, correcto a que presentaba un traumatismo de cráneo. El división fue acordonado por nociones policiales y se cerró la circulación en la zona.

Principios de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) realizaron la inspección visor, en tanto Bomberos, con ayuda de un tanque de oxígeno e instrumentos de rescate tieso, recuperaron el cuerpo del patrón.

El hotel fue sitiado por policías, quienes solamente dejaron el comunicación a deudos. Más tarde, los agentes investigadores se hicieron cargo del asonada y traslado del difunto al anfiteatro Doctor Luis Mendoza Canseco, para la maña de la necrocirugía de ley.

Con relación al caso, se dio inicio a una carpeta de investigación al respecto; asimismo, al obturación de la estampación, familiares del occiso realizaban la identificación admitido del cuerpo.