Mueren tres mexicanos en labores de rescate por ‘Hervey”

Tres rescatistas mexicanos que viajaron a Estados Unidos para apoyar en las labores de rescate, tras el paso del Huracán “Harvey”, perdieron la vida mientras desarrollaban su trabajo.

En un comunicado, Presidencia de la República expresó sus condolencias a los familias de le fallecidos y dio conocer que, por otra parte, otro compatriota se encuentra desaparecido.

El Gobierno de México “reconoce el heroísmo de los tres mexicanos que perdieron la vida, así como de otro compatriota desaparecido realizando labores de rescate”.

Indicaron que el Gobierno mexicano ofreció su ayuda a los mexicanos que se encuentran en la zona y la periferia del área afectado; en relación con los familiares de los rescatistas, se informó que ya se pusieron en contacto con ellos.

CIFRA DE MUERTOS AUMENTA A 46 

Una semana posteriormente de la aparición del huracán “Harvey” a las costas de Texas, EU, la monograma de víctimas mortales a causa del ciclón sigue aumentando, mientras las zonas más afectadas empiezan a entrar en escalón de recuperación, como es el caso de Houston, anegada por las aguas.

Al menos 46 personas han fallecido como consecuencia del devastador huracán, informaron hoy las autoridades locales, un número que aún podría ir en aumento mientras se completan las labores de rescate.

“Este va a ser un masivo, masivo proceso de lavado”, dijo hoy el regidor de Texas, el republicano Greg Abbott.

“Esto no va a ser un tesina a corto plazo. Este va a ser un tesina de varios primaveras para que Texas sea capaz de salir de esta catástrofe”, indicó el regidor a la condena ABC.

Según reportan medios locales, una de las ciudades aún más afectadas es Beaumont, una asiento de casi 120.000 habitantes cerca de la frontera con Luisiana, donde la situación sigue siendo preocupante especialmente porque desde hace días no cuentan con agua potable.

“Tendremos que esperar hasta que los niveles de agua de esta inundación histórica retrocedan antaño de que podamos determinar el luces del daño y hacer las reparaciones necesarias”, dijo el gobierno de la ciudad.

“No hay guisa de determinar cuánto tiempo tomará eso en este momento”, agregaron las autoridades.

Asimismo, la portavoz de Cruz Roja, Suzy DeFrancis, explicó hoy a la condena CNN que el número de personas alojadas en sus refugios ha ascendido hasta 42 mil y aventuró que la estructura probablemente tenga que continuar con sus labores de emergencia hasta por lo menos el Día de Batalla de Gracias, a finales de noviembre.

Las cifras estimadas por las autoridades de Texas apuntan a una monograma último, alcanzando 32 mil.

Mientras tanto, Sylvester Turner, el corregidor de la ciudad más afectada por las inundaciones, Houston, aseguró hoy que la capital está “comenzando a entrar en la escalón de recuperación”.

“Todavía hay que hacer muchos rescates en la región, pero en lo que respecta a la ciudad de Houston, estamos empezando a entrar en la escalón de recuperación”, afirmó además en la condena CNN.

Turner indicó que muchos de los esfuerzos de rescate se llevan a promontorio en el radio metropolitana más noble de la ciudad, con los equipos de rescate “yendo puerta por puerta” para comprobar de que nadie está atrapado internamente de su casa.

“El número de rescates en la ciudad de Houston, ese número se ha corto drásticamente. Muchos de los rescates que usted está viendo están teniendo área fuera de la ciudad de Houston”, especificó en indirecta a los suburbios.

“Y eso continuará en cada alfoz desde el centro de la ciudad hasta las ensanche”, dijo.

El corregidor además apuntó que la red eléctrica de Houston se está recuperando lentamente y que ya son menos de 35 mil hogares los que están sin electricidad.

El sistema de tránsito de la ciudad y las recolecciones de basura además han reanudado el servicio.

“Incluso el zoológico se está abriendo hoy en la ciudad de Houston”, agregó.

No obstante, las labores de recuperación de las zonas afectadas tan solo están comenzando y, mientras la Casa Blanca calcula que en torno a de 100.000 viviendas han sido dañadas, las autoridades estatales elevan esa monograma a 185 mil.

Hasta que no disminuyan los niveles de agua acumulada y puedan concretarse las labores de lavado, es difícil calcular las pérdidas y los costes de la reconstrucción, pero las cifras más pesimistas apuntan a 190 mil millones de dólares.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, piensa solicitar fondos de emergencia al Congreso para ocultar la catástrofe, los cuales podrían ser aprobados tan pronto como la próxima semana, cuando los congresistas regresen de su interrupción veraniego.

“Texas está curándose rápido gracias a todos los grandes hombres y mujeres que han estado trabajando tan duro. Pero todavía hay mucho que hacer. ¡Volveremos mañana!”, dijo hoy el mandatario a través de su cuenta de Twitter, haciendo indirecta a la turista que realizará este sábado a las zonas afectadas tanto de Texas como de Luisiana.

Adicionalmente, el magnate rubricó hoy la proclamación de este domingo como el día franquista del rezo por las víctimas de “Harvey”.