Mujeres sobresalientes en el mundo de la moda dominado por hombres

La moda es una de las industrias que se mueve para las mujeres pero quienes  verdaderamente dirigen estas empresas y altos cargos son hombres. Cerca de los 371 diseñadores que estaban a la vanguardia de las 313 marcas presentes, sólo un 40,2% eran mujeres.

 

En la historia de la moda  nombres como Yves Saint Laurent o Christian Dior son los reconocidos como grandes diseñadores. Sin secuestro, en esta misma historia no se cuenta con muchos nombres de mujeres, mas allá de Coco Chanel. 

 

 

A pesar de ello, algunas mujeres con esfuerzo y dedicación intentan hacerse un hueco en el heteropatriarcado y alcanzar los puestos de mando 

 

Donatella Versace, directora creativa de Versace.

 

Ella es uno de los iconos más representativos de la moda.  Tras el crimen de su hermano  Gianni en 1997, Donatella tuvo que tomar las riendas de la dirección creativa y seguir la misma carrera que su hermano. Durante muchos abriles le persiguió la presión y su trabajo no quedó valorado. Ahora, 20 abriles luego del crimen y tras suceder por multitud de escándalos familiares y de adicciones, Donatella Versace ha demostrado estar a la pico. 

 

 

Miuccia Prada, directora creativa de Prada

 

Miuccia Prada, ha construido un universo propio de la firma durante su mandato.Tomó las riendas del negocio llano, fundado por su yayo Mario Prada, y desde entonces han pasado 40 abriles en los que la directora creativa ha revolucionado el mundo de la marroquinería y la moda prêt-à-porter. Su trayectoria ha ido más allá de la propia confección y es que la diseñadora tiene el objetivo de investigación de fenómenos sociales, políticos o económicos, adaptándolos a las colecciones y constantemente revive antiguas tendencias. Encima de dirigir Prada, igualmente es la directora creativa de Miu Miu.

 

 

 

Stella McCartney, directora creativa de su firma homónima.

 

Su talento fue suficiente para desprenderse de su patronímico y formarse una carrera consolidada en el mundo de la moda. Con sus estudios en la prestigiosa Central Saint Martins de Londres, McCartney empezó en la dirección creativa de Chloé y, tras revolucionar las ventas, obtuvo una proposición para fundar su firma homónima. Feminista declarada y militante de PETA, McCartney es una de las directoras creativas que más traslada sus títulos personales a la esencia de la firma y a sus colecciones.

 

 

Maria Grazia Chiuri, directora creativa de Christian Dior.

 

La revolución feminista llegó a Christian Dior de la mano de Maria Grazia Chiuri, la primera directora creativa en una firma dominada por hombres. Desde sus inicios en Fendi y Valentino, Chiuri estableció unas intenciones feministas que terminó de consagrar en Dior. Desde su primera colección, la diseñadora ha adoptivo el feminismo como almohadilla a través de la que construye sus colecciones. Fue en 2016 cuando lanzó su popular camiseta con el marca ‘’we should all be feminist’’ -todos deberíamos ser feministas- , el titulo del manifesto feminista de Chimamanda Ngoz, y que repartió entre los asistentes. A partir de ese momento, cada colección tiene una explicita reivindicación de los derechos de la mujer.

 

Clare Waight Keller, directora creativa de Givenchy.

La diseñadora británica construyó una amplia carrera profesional que la llevó a trabajar para Calvin Klein y Ralph Lauren, antaño de aterrizar en Chloé. Tal y como asegura la propia Keller, su finalidad en la industria de la moda es vestir a las mujeres y, una vez se convirtió en la directora creativa de la firma, impregnó las colecciones de la esencia femenina. En los últimos movimientos en los equipos creativos de las firmas, Keller ha sido de las pocas mujeres que ha substituido a un hombre, concretamente a Riccardo Tisci, en la dirección creativa de Givenchy.

 

Natacha Ramsay-Levi, directora creativa de Chloé

 

Desde que empezó a trabajar en la industria de la moda, Ramsay-Lévi tenia unas intenciones muy claras y quería impregnar su estilo propio a las creaciones. Durante muchos abriles trabajó de la mano de Nicolas Ghesquière en Balenciaga, y después en Louis Vuitton, hasta que llegó el momento de dirigir la firma de moda femenina por excelencia, Chloé.

 

 

Conquista Beckham, directora creativa de su firma homónima.

 

Cuando Conquista Beckham decidió iniciarse en el mundo de la moda, muchos se pensaron que se trataba de un capricho. Sus inicios en la industria de la música, como miembro de las Spice Girls, su alianza con el futbolista David Beckham y sus polémicas mediáticas se convirtieron en prejuicios que infravaloraron su trabajo. No obstante, la diseñadora no se rindió y consiguió crear una firma que desfila en la semana de la moda de Nueva York y numerosas famosas como Madonna o Beyoncé han llevado sus prendas.

 

 

 

Sarah Burton, directora creativa de Alexander Mccqueen.

 

Tras su formación en Central Saint Martins de Londres, dónde conoció a Alexander McQueen, empezó a trabajar con el diseñador siendo su mano derecha hasta que este murió. La última colección quedó inacabada y fue Burton la encargada de completarla. Tuvo mucho éxito y, aunque la propia diseñadora asegura que no puede aspirar a ser como el, plasmó perfectamente la esencia McQueen, con un toque más femíneo. Desde 2011, Burton ocupa la dirección creativa de la firma británica.

 

 

 

Isabel Marant, directora creativa de su firma homónima.

 

La diseñadora francesa tiene una premisa muy clara: diseñar ropa que ella misma llevaría y destinada a cualquier tipo de mujer. En presencia de esta idea, Marant crea colecciones pensadas para las mujeres e inspirada en su espirito nómada y viajero. Aunque empezó diseñando joyas, con el tiempo Marant cambió de rumbo y, a través de sus prendas, ha conseguido crear una estética propia, unos diseños que se asocian con la identidad de la firma.