Pearl el caimán albino de Gatorland

(Foto cortesía)

Pearl es un caimán blanco de diez primaveras, que pesa casi cincuenta kilos y mide más de 2’2 metros de largo. Este llegó al parque Gatorland, cuando tenía tres primaveras.

Esto se debe a su absoluta desaparición de pigmentación. Tiene toda la piel y los luceros completamente blancos.

El parque Gatorland se dedica a los caimanes y cocodrilos, y se encuentra en Orlando, Estado de Florida, en Estados Unidos.

En el mundo, solo existe una docena de caimanes albinos. Y al igual que en el caso de los humanos que tienen albinismo, los animales con esta condición genética no tienen pigmentación de la piel, de los luceros o del pelo, en el caso que tengan.

Esta yerro de pigmentación en piel y luceros provoca que los animales y los humanos albinos sean más sensibles a la luz, ya que tienen una exposición excesiva a la iluminación.

Eso les obliga a defenderse más del sol para no sufrir las consecuencias de su yerro de pigmentación en la pinta y en la piel.

Otro animal “notorio” por su albinismo fue Floquet de Neu, el mono que pasó la decano parte de su vida en el Zoo de Barcelona. A diferencia del caimán, Floquet es el único mono albino documentado de la historia. 

Con información de Eco América