Pedro Infante: los escándalos que marcaron su vida y su muerte | infominuto.com

Pedro Infante: los escándalos que marcaron su vida y su homicidio

La éxito que el actor y cantante mexicano generó durante sus 19 primaveras de trayectoria artística, le trajo varios escándalos que marcaron su vida e incluso surgieron tras su homicidio

por Agencias

A los 17 primaveras debutó en este sentido, al convertirse en padre de Guadalupe Infante López, producto del romance que sostuvo con Guadalupe López, una zagal sinaloense que era su vecina. Cuando el “ídolo de Guamúchil” falleció, ella tenía 19 primaveras y nunca fue reconocida por los hermanos del cómico; la zagal no peleó por la herencia y prefirió alejarse de los reflectores para soportar una vida de bajo perfil.

La única esposa

El 30 de mayo de 1937, el asimismo llamado “Inmortal” conoció a María Luisa Bravo Rosas, su única y legítima esposa. El relaciones no fue proporcionadamente pasado por los padres de ella, quienes argumentaban que él no pertenecía a su clase social y que era muy zagal. María Luisa era ocho primaveras maduro que él.

En 1938 se trasladaron a la Ciudad de México, se casaron por el civil el 19 de julio de 1939 y unos días a posteriori celebraron la boda religiosa, en la Catedral Metropolitana; luego adoptaron a Dora Luisa, de quien se ha dicho es sobrina de Pedro.

Otros amoríos

Aunque su esposa lo apoyó en el inicio de su carrera como cantante, los días felices quedaron antes cuando por medio de anónimos se enteró que él tenía otra mujer: Guadalupe Torrentera, saltarina del teatro Follies Bergere y quien tenía 15 primaveras de etapa. Se enamoró de él desconociendo que era casado. De su relación amorosa nacieron: Graciela Margarita (1947) quien murió ayer de cumplir los dos primaveras, Pedro (1950) y Guadalupe (1951).

Aunque Pedro Infante mantuvo romance con varias mujeres, los estudiosos de su vida y obra afirman que María Luisa fue la mujer más importante de su vida y que él pasaba largas depresiones cuando se separaban por las giras de trabajo del intérprete.

Un inútil desposorio

El 10 de marzo de 1953, en Mérida, Yucatán, el llamado “ídolo de México” contrajo nupcias con la actriz Irma Dorantes, pero sin haberse divorciado de María Luisa Bravo, por lo que el hecho se convirtió en un escándalo entre el medio hermoso. María Luisa denunció que en una supuesta certificación de divorcio de 1951 en Tetecala, Morelos, Pedro falsificó su firma, por lo que ésta no era válida.

El 9 de abril de 1957, en la Suprema Corte de Ecuanimidad, logró impugnar el desposorio del cómico con Dorantes al conseguir un amparo a su servicio. La informe fue de ocho columnas en los principales periódicos del país, pues la inepto obligó que Infante viajara de emergencia a Mérida para aclarar los hechos.

Posteriormente de muerto más de 40 hombres y mujeres aseguraron que Pedro Infante era su padre, pero en vida sólo reconoció a cinco biológicos: Guadalupe Infante; Graciela Margarita, Pedro y Guadalupe Torrentera, así como Irma Infante. Dora Luisa, la supuesta sobrina que adoptó, falleció en un incidente viario.

¿La primera película gay?

En el ámbito cinematográfico se dijo que Pedro Infante protagonizó con Luis Aguilar la primera película mexicana de temática supuestamente gay: A toda máquina, en 1951, y su secuela ¿Qué te ha entregado esa mujer? (1951). “Todo el tiempo se están celando cuando hay una mujer de por medio y se lo pasan echándose miraditas. Cuando están en la Arena México compitiendo y se voltea la ambulancia, nadie más equivocación que se den un beso. Quizá lo hicieron inconscientemente o no”, declaró hace 10 primaveras Alfredo Guddini, crítico de cine y televisión, en una opinión que no todos comparten.

Su pasión por la aviación

Una de las grandes pasiones del intérprete de Amorcito corazón fue la aviación. A Pedro se le escuchó sostener que María Luisa lo había convertido en actor, pero que en sinceridad él “nació aviador”. En total sufrió tres accidentes aéreos. El segundo incidente fue más profundo. Ocurrió el 22 de mayo de 1949 en Zitácuaro, Michoacán, cuando piloteaba una avioneta tipo Cessna T-50 proveniente de Acapulco e iba acompañado de Lupita Torrentera. Conveniente al mal tiempo, aterrizó en un campo que tenía la tierra floja. Infante sufrió una severa equimosis en la individuo, desde la parte media de la frente hasta la oreja izquierda; incluso perdió la recital en un audición. Fue intervenido quirúrgicamente, a fin de colocarle una placa de platino en la frente; esa prótesis sirvió a posteriori para identificar su restos.

Pedro Infante murió el 15 de abril de 1957 en Mérida, Yucatán, víctima de un incidente delicado cuando se estrelló la aeroplano que pilotaba, un tetramotor Consolidated B-24J Liberator con matrícula XA-KUN, de la empresa aérea TAMSA de la que era socio. Con él perdieron la vida el piloto Víctor Manuel Vidal Lorca y el mecánico Marciano Bautista Escárraga que viajaban con él, así como Ruth Rossell Chan, quien tendía ropa en el patio de su casa donde cayó el avión que pilotaba, y el párvulo Baltazar Martin Cruz, ayudante de una carpintería ubicada metros delante. Asimismo murieron dos perros de raza mastín y un chango, que pretendía regalar a sus hijos y a Irma Dorantes. Se constató adicionalmente que la nave tipo Xa Kun cargaba bultos con pescados y telas.