Pide Salma Hayek que no la odien por ser bonita… e inteligente | infominuto.com

Pide Salma Hayek que no la odien por ser bonita… e inteligente

La actriz y productora mexicana de 50 primaveras advierte en Cannes que es ‘muy violento contraer que porque eres guapa eres estúpida’, el odio se multiplica ‘cuando se dan cuenta de que eres inteligente’

por Agencias

La actriz y productora mexicana Salma Hayek destacó hoy que aunque es “muy violento contraer que porque eres guapa eres estúpida”, el odio se multiplica “cuando se dan cuenta de que eres inteligente”.

Es como si dijeran: Contrata a un chimpancé. Cuando el chimpancé palabra, se dicen: ¡Oh, Todopoderoso mío, vamos a vencer mucho metálico!. Pero cuando se dan cuenta de que sabe álgebra”, intentan zanjar con él, señaló en un panel organizado por el agrupación del fasto Kering sobre la presencia y contribución de las mujeres en el mundo del cine.

Esa es la razón, afirmó la actriz en Cannes, de que haya tan pocas mujeres detrás de una cámara. Según las cifras facilitadas, solo el 7 % de las películas están dirigidas por ellas: “¡Y encima son pequeñas producciones!”, lamentó.

La intérprete, presente en ediciones anteriores de Cannes con filmes como El coronel no tiene quien le escriba (199) en competición y Desperado (1995) y Dogma (1999) fuera de ella, así como miembro del delegación en 2005, cree que la industria descuida a las mujeres “por ignorancia”.

Nos están subestimando como fuerza económica”, indicó Hayek, para quien, aunque la situación está cambiando, “todavía queda mucho camino por recorrer”.

En una estampado del certamen, la 70, en la que la polémica ha estallado por la billete de dos películas producidas por la plataforma digital Netflix que no serán estrenadas en salas de cine, la actriz prefirió no alimentarla con una opinión firme.

“La experiencia de ir al cine sigue siendo muy importante. Parte de la encanto que sucede es por comportarse una experiencia colectiva. Hay un respeto en dirección a el arte. Te sientas con todos esos extraños en una sala oscura, frente a una pantalla que te va a transigir a una sinceridad completamente diferente. Tiene poco de romántico y atún”.

Hayek se alegró de que esas dos cintas, The Meyerowitz Stories y Okja, hayan servido para fomentar el debate, y destacó que no se puede ignorar la dirección que está tomando el negocio.

“Tenemos que usar toda la tecnología adecuado para hacer la experiencia cinematográfica más robusto, para que la muchedumbre quiera sufragar por poco que no puede comportarse en casa. (…) La relación entre las películas y la audiencia está anticuada y ahora es un buen momento para descubrir cómo transigir de envés al divulgado a lo tradicional”, concluyó.