Piden procedimiento de responsabilidad contra directora del Registro Civil en Oaxaca

El presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Arturo Peimbert Pelado, solicitó a la Secretaría de la Contraloría iniciar procedimiento burócrata y de responsabilidad en contra de la titular del Registro Civil, Martha Alicia Escamilla por presuntas violaciones a las garantías individuales.

El organismo emitió una recomendación dirigida al Registro Civil para que cesen las violaciones a los derechos de una pupila, a la cual se le negó el registro de su identidad desde hace dos primaveras, pues la instancia se negó a asentar a la beocio con el patronímico de su causa, porque la ley marca que la señora tenía que comparecer, aunque falleció posteriormente del parto.

La Defensoría, internamente del expediente de queja DDHPO/766/(17)/OAX/2017, acreditó violaciones a los derechos humanos de la pupila agraviada, por lo cual solicitó que se realice la reparación integral del daño causado al padre la pupila, en apego a la Ley Normal de Víctimas y a la Ley de Atención a Víctimas del Estado de Oaxaca.

El organismo defensor solicitó en su Recomendación 7/2017 que, de modo inmediata, la titular del Registro Civil gire sus instrucciones a su Oficial de Santa María Huatulco para que realizara el registro de comienzo de la pupila agraviada con el nombre y apellidos que refiere el peticionario, documento en el cual se deberá asentar el nombre de entreambos progenitores.

Sin retención, al encontrar resistencias, el Ombudsman estatal pidió a través del oficio DDHPO/ 118/ 2017 solicitó al titular de la Contraloría José Querubín Díaz Navarro iniciar el procedimiento de responsabilidad en contra de la exdiputada tópico del PRI.

De igual forma, demanda que se impongan las sanciones correspondientes al jerarca de la Dispositivo Jurídica, Alberto Aníbal Méndez Díaz, por otra parte del Oficial del RC en Santa María Huatulco.

La Defensoría recalcó que, de acuerdo con su artículo 24, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos reconoce el derecho de niñas, niños y adolescentes para que sin discriminación alguna accedan a las medidas de protección que su condición requiere, tanto por parte de su grupo como de la sociedad y el Estado.

La aplicación de esta disposición exige a los estados la apadrinamiento de medidas especiales para proteger a la comienzo, puntualizó el organismo defensor.

Por ello, la Defensoría de los Derechos Humanos insiste en que el Estado tiene la obligación de proteger el interés superior de la comienzo, el cual garantiza la protección anciano e integral de los derechos de los niños, niñas y adolescentes por parte de la autoridad.

En su momento urgió que en las Oficialías del Registro Civil, cuando algún progenitor o normal solicite el registro de comienzo de niñas y niños cuya causa haya fallecido con motivo del parto, los oficiales tomen en cuenta el certificado de comienzo expedido por la institución pública de vitalidad, y de encontrarse permanente el nombre de la causa, anoten en el certificado de comienzo dicha identificación.

El padre agraviado manifestó en su queja que el 21 de agosto de 2015, en el Hospital Comunitario de Santa María Huatulco, su concubina L. C. T. falleció posteriormente de dar a luz a una pupila, por lo cual él solo acudió a registrar el comienzo de su hija, presentando en presencia de el oficial del registro civil de Santa María Huatulco los documentos requeridos para asentar en el certificado el nombre de la causa fallecida.

Sin retención, el representante del Registro Civil en Huatulco le indicó que el certificado de comienzo y defunción de su concubina, el certificado de comienzo de su hija expedida por la Secretaría de Sanidad estatal y la información testimonial que acredita la relación de concubinato con L. C. T. , expedida por el Curia Variado de Primera Instancia de Santa Cruz Huatulco, no eran documentos suficientes para acreditar el parentesco.

Por ello, añade la queja, el oficial del Registro Civil instó al progenitor a ampliar una prueba de ADN de su hija, para después alegarle que necesitaba un gratitud de paternidad.

El peticionario explicó que, oportuno a que necesita registrar a su hija, acudió al Curia Variado de Primera Instancia de Santa María Huatulco para iniciar el trámite para el gratitud de paternidad; el mediador correspondiente le dijo que dicho trámite es un proceso espléndido y se realiza cuando las personas se niegan al gratitud, por lo que no es viable que él inicie un proceso contra sí mismo.

Correcto a esto, el viudo no ha podido registrar a su hija desde hace dos primaveras.