Por estrenarse, el Capítulo 1 de Juan Solo

Seis primaveras resumidos en un concierto que se nutre de imágenes documentales y algunas ficciones, así como varias sorpresas, es como Juan Solo deje del “Capítulo 1” de su carrera. El cantautor mexicano estrena un CD y DVD el próximo 31 de agosto en las salas de cine.

Se manejo de un material estampa con su facción y complementado con imágenes inéditas grabadas durante estos seis primaveras de carrera.

“Es un concierto estampa con mi facción en unos estudios en la Ciudad de México, en el que tocamos 14 canciones, 10 canciones que ya había estampa ayer en mis tres producciones con versiones nuevas y cuatro canciones inéditas”, señala.

Como única función, Capítulo 1 llega a las salas de todo el país del enrevesado Cinemex, por lo que Juan invita a todo el manifiesto para que asista y no se pierda la oportunidad de ser parte de esta historia que sigue escribiendo con su música.

En entrevista para EL IMPARCIAL, Juan Solo señala que la producción marca un capítulo en su trayectoria, de una historia que no quiso esperar a contar. Es por ello que a través de su música, las experiencias y demás nociones quiere compartir lo que ha sucedido en este tiempo, donde no sólo ha incursionado en la música, sino en el teatro y la televisión.

De Juan Solo, figuras como Armando Manzanero, Carlos Cuevas y Édgar Oceransky han dicho que es uno de los poetas contemporáneos mexicanos, con una canción e interpretación hermosas, por otra parte de imprimir nostalgia y poder para “retozar a solas o sentir con un tequila en mano”.

Frente a ello, Juan se dice afortunado porque digan eso y por tenerlos como amigos.

En el nuevo disco, el intérprete nacido en Puebla canta La condena, sencillo en un mercaderías que no había experimentado, el mentiroso, pero que quiso retomarlo para acercarse a otros públicos y convertirlo en un actor versátil.

De cómo seguirá la historia de la que comparte el primer capítulo, Juan Solo dice que ésta se irá construyendo con las canciones y otros proyectos que vengan en su vida. Adicionalmente del apoyo del manifiesto que ve como parte fundamental en su carrera.

En el concierto, hay algunas partes de documental y ficciones grabadas con amigos, así como otras sorpresas para el manifiesto.

Asimismo, es la pauta en la que Juan Solo se hace anexar de su facción. De ahí que los sonidos de un bajo, cazos, dos guitarras, su guitarra y los coros impriman la fuerza para hacer de temas como La condena una aposento que invita a retozar.