¿Por qué celebramos el Día del Trabajador el 1 de mayo?

El Día del Trabajador se celebra cada 1 de mayo en todo el mundo, para conmemorar la reivindicación de los derechos laborales de hombres y mujeres por igual. Este día sirve como motivo para denunciar abusos, solicitar reformas y inquirir el registro de beneficios sociales y laborales.

Los orígenes del Día del Trabajador datan del siglo XIX. Con la venida de la Revolución Industrial y las producciones masivas, la explotación de millones de personas en las fábricas cerca de del mundo provocó descontento y un sentimiento de injusticia correcto a que las jornadas laborales eran extenuantes y los salarios, mínimos. Esto comenzó a gestar movimientos sociales que fueron organizándose para revelarse en presencia de el maniquí crematístico que estaba oprimiéndoles.

El 1 de mayo fue señalado internacionalmente como Día del Trabajador en homenaje a los huelguistas estadounidenses conocidos seguidamente como “Mártires de Chicago”, quienes participaron en la paralización de miles de fábricas durante las protestas de 1886, en varias ciudades del país, las cuales exigían que se adaptara la marcha sindical a 8 horas diarias. Dichas manifestaciones tuvieron consecuencias violentas, dejando víctimas mortales tanto en el ataque a la Plaza Haymarket (4 de mayo de 1886), como un año posteriormente, el 11 de noviembre de 1887, con la ejecución en la horca de cuatro dirigentes socialistas vinculados a las protestas: Georg Engel, Adolf Fischer, Albert Parsons y August Spies.

Reivindicaciones laborales en Venezuela

En Venezuela, si adecuadamente el Presidente Isaías Medina Angarita fue el primero en decretar la conmemoración del Día del Trabajador, no fue hasta el gobierno de Rómulo Betancourt que esta vencimiento sería establecida como feriada y con derecho a remuneración por parte de los trabajadores. Desde entonces, las organizaciones sindicales han tenido un papel protagónico en la exigencia de mejoras laborales para los trabajadores, adaptadas a las micción y realidades de nuestro tiempo.

La lucha por la equidad y la dignidad de los trabajadores ha continuado a lo generoso de décadas. Durante los 14 primaveras de gobierno del Presidente Hugo Chávez, uno de los objetivos principales fue el registro de los derechos laborales y el entendimiento de que el trabajo nos dignifica y hace libres. Como producto de esta reivindicación, se obtuvo la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras LOTTT, que fue publicada en la Semanario Oficial N°6.076 d el 7 de mayo de 2012, y cuenta con 554 artículos y 7 Disposiciones Transitorias. Asimismo algunas de las novedades de esta ley son “la reducción de la marcha sindical de 44 a 40 horas semanales diurnas, el suscripción doble de prestaciones en caso de despido injustificado, la matanza del cobro de comisiones bancarias por servicios de cuenta sueldo y el regreso de la retroactividad de las prestaciones para los trabajadores activos desde 1997” .

El Instituto Franquista de Estadística, identificado con la defensa y registro de los derechos sociales, y la dignificación de los hombres y mujeres a través de sus actividades laborales, se une a la celebración mundial del Día del Trabajador resaltando la importancia de esta vencimiento para los movimientos sindicales y de equidad social de nuestro país.

¡Acertado Día del Trabajador!