¿Por qué es tan peligroso nadar en el Mar Muerto?

El Mar Muerto debe su nombre a la inexistencia de vida en sus aguas, conveniente a que la concentración de sal es tan suscripción que les es increíble sobrevivir. Lo que no te dicen es que este emplazamiento asimismo tiene una triste triunfo para quienes se atreven a nadar en él.

Existe el mito de que es increíble ahogarte en el mar Muerto porque todo flota y no hay peligro de sumergirte, poco que es completamente espurio y prueba de ello son las cifras de personas que pierden su vida confiados en esa información.

El Mar Muerto es el segundo emplazamiento más peligroso para nadar en Israel, allí ocurren uno de cada cinco casos de homicidio por inmersión en el país pero ¿Cómo es posible ahogarnos si flotamos?

La respuesta está en que si admisiblemente puedes flotar en tu espalda sin problemas, un mal movimiento puede provocar que te vuelques y termines flotando sobre tu estómago y parte de tu rostro si quede cubierta por el agua impidiendo que respires, siendo encima muy difícil recuperar una posición segura.

La suscripción concentración de sodio en las aguas del referido emplazamiento hacen que el tragarla, ya sea por la boca o la napias, los niveles de este mineral aumenten significativamente en el cuerpo lo que puede provocar un desbalance que cause daño pulmonar y hasta fallas cardíacas.

Los otros peligros del Mar Muerto

Se cree que las aguas y el comedón de este destino turístico son terapéuticas ya que se dice que los minerales ayudan a mejorar una serie de condiciones de vitalidad, pero si entras a ellas con alguna herida en el cuerpo los “beneficios” se convierten en peligros.

Casi ningún organismo puede sobrevivir en el Mar Muerto pero hay algunas bacterias que si lo hacen y estas pueden entrar a tu cuerpo a través de las lesiones.

Otras situaciones a evitar es estar mucho tiempo en el agua, se recomienda un mayor de 20 minutos, ya que su temperatura es demasiado suscripción y se pueden producir golpes de calor y deshidratación, siquiera hay que confiarse al caminar ya que al fondo hay rocas resbalosas y de la nulo aparecen pozos más profundos.