Pruebas de ADN demuestran que Pilar Abel no es hija de Salvador Dalí

El enigma ha llegado a su fin y la ciencia, a través de las pruebas de ADN, ha confirmado que Pilar Abel, la mujer que aseguraba ser hija del pintor Salvador Dalí no tiene, en ingenuidad, vínculos de mortandad con el cómico, según publicó el diario La Vanguardia.

Las pruebas, realizadas en Madrid y Barcelona, llegan a la misma conclusión y demuestran que no existe relación de parentesco entre entreambos, poco que ya habían anotado desde la Fundación del pintor, que se mostró reacia a resistir a angla la actualización.

Al parecer siempre, según la misma fuente, el mediador ya tiene en su poder los resultados negativos de los estudios y procederá a comunicárselos en breve a las partes implicadas.
La demanda de paternidad interpuesta por Pilar Abel, que aseguraba ser hija del fallecido pintor, obligó por orden contencioso a desenterrar los restos del cómico, que reposan en le interior del Museo Dalí de Figueres.
Desde el primer momento, la Fundación que preserva su nuncio se mostró contraria a la actualización y cuestionó la error de indicios reales sobre la supuesta datos personales entre entreambos, poco que al parecer quedaría demostrado ahora con los resultados negativos de las pruebas.
Por otra parte, la Fundación anunció entonces su intención de demandar a Pilar Abel y hacerle valer con los gastos derivados de la actualización en caso de que se demostrara que la presunta paternidad no era tal.
La demandante, que tiene previsto el querella para el 18 de septiembre, mantiene que ella nació fruto de la relación que su matriz mantuvo con el pintor en 1955, cuando trabajaba como niñera en una casa de Cadaqués.

“No estoy frustrada”

La demandante se ha enterado por los medios de comunicación del resultado de las pruebas de ADN. “No estoy frustrada ni amargada”, ha concreto a La Vanguardia en conversación telefónica.
“Ni mi abogado ni yo tenemos ningún comunicado, me estoy enterando por vosotros”, ha dicho, mostrándose incrédula y defendiendo su derecho a tener una identidad probada.
A la paciencia de que se celebre la traza hablado el próximo día 18, Abel no descarta que pueda haberse incurrido en un error en el tratamiento o observación de las pruebas, aunque no ha querido pronunciarse hasta no tener los resultados en su poder.