Recomiendan edulcorantes en la dieta de pacientes con diabetes

Todos ellos reconocen que, con saco en la evidencia apto, los edulcorantes con bajo o incompetente contenido calórico son perfectamente seguros y no afectan los niveles de carbohidrato e insulina en el organismo, de modo que permiten sostener estos niveles bajo control sin perder el sabor dulce de la dieta, al tiempo que se disminuye la ingesta de calorías. Lo previo es de singular relevancia para las personas con diabetes tipo I y II, pues pueden utilizarlos como parte de una dieta saludable que, encima, les permita apearse de peso.