Resident Evil: Capitulo final | infominuto.com

Resident Evil: Capitulo final

En encuentro a México, la actriz ucraniana manifiesta su tristeza porque concluya la sexta cinta de la dinastía, en la que se hace compartir de William Levy

por Agencias

CIudad de México.- El momento para que Milla Jovovich diga adiós a su personaje de Alice en la dinastía de Resident Evil ha llegado. Aunque ella se resista a despedirse de la franquicia inspirada en el videojuego, a la que han decidido ponerle punto final.

“Creo que estoy en la etapa de denegación. Alice ha sido una parte tan cercana de mi vida por casi 15 primaveras, que no puedo imaginarme no retornar a hacer este papel otra vez, es poco difícil”, compartió en entrevista.

En medio de esa conmoción por el adiós, la exmodelo ucraniana habló de las aportaciones al cine de la dinastía liderada por su marido, el director Paul W.S. Anderson, y en cuya más flamante cinta, Resident Evil: capítulo final, aparece su hija Ever.

“Creo que Resident Evil definitivamente ha tenido un emoción en la forma en la que se percibe a las mujeres en las películas de argumento.

“Cuando hicimos la primera parte, hace 15 primaveras, era ficticio hacerla en Hollywood, por eso se escribió y se financió desde Europa, porque era poco único ver a dos mujeres fuertes como yo y Michelle Rodríguez en una película de argumento enfrentando zombis.

“Eso resonó en muchas personas que vieron la película, pero además en el interior de la industria, y se convirtió en una gran inspiración para que más mujeres tomen el asiento de piloto en este tipo de géneros. Las mujeres debemos sentirnos poderosas, ese es un gran mensaje de esta película”.

Milla añadió que si adecuadamente el retrato distópico de la dinastía está planteado en un sexto sentido, los humanos debemos mejorar nuestro presente y moldear un futuro de bienestar.

“Creo que la única forma en la que las personas podrán hacer una diferencia es asegurando que se escuche su voz. Si no estás contento con la forma en la que va el mundo hay que enfocarse y charlar, condonar la voz y hacer la diferencia. Conversar con los gobiernos locales y federales para que se den cuenta de que la concurrencia puede hacer la diferencia. Así siempre ha sido en la historia. La concurrencia tiene que levantarse para hacer que el gobierno escuche”, concluyó.

William Levy se fue de México como actor de telenovela y regresó como cazador de zombis en el filme que cerrará la franquicia inspirada en el videojuego, que además tendrá una nueva entrega, el 20 de enero, día en que se estrene en nuestro país.

“La verdad no me imaginaba regresar así a México. Había perfecto de hacer una telenovela, hice seis películas pero, de repente, recibí una indicación de mi agente, diciéndome que me estaban ofreciendo un personaje en la última película de la franquicia. Me pidió que leyera el pendón lo antaño posible, porque si me gustaba me tenía que ir en menos de una semana para Sudáfrica, a ese paraíso, y a filmar una película tan ilustre como ésta.

“Así es que le dije: ?brother, yo no necesito repasar nadie! Deje al director y a todo el mundo y dile que sí, que leo el pendón en el camino”, compartió Levy aún emocionado.

No quería perderse el unirse a un tesina que desde su inicio, con la selección de su protagonista, abrió las puertas al talento mundial.

“Para mí, formar parte de la franquicia era poco muy importante. Y por eso agradezco que Sony, siendo un estudio tan ilustre, le brinde oportunidades a concurrencia de diferentes países, que siempre busquen poco nuevo de un país diferente, para que forme parte de sus proyectos, que es al final lo que me tiene aquí”.

Levy da vida a Christian, un soldado que se suma al equipo de Alice (Jovovich) que combate contra hordas de zombis, monstruos mutantes y la corporación Umbrella.

Levy afirmó que en ningún tiempo le asustó el lucha que implicaba desempeñarse en inglés en un tesina realizado bajo los parámetros hollywoodenses.

“Siempre he tenido mucha fe en mí y en Jehová. Siempre he conocido a las oportunidades como poco para lo que estoy dispuesto. Lógicamente sientes la responsabilidad de una oportunidad tan ilustre como ésta, pero la emoción es mucho más ilustre que todo lo demás y eso facilita las cosas”.