Responsable del caos al final del Óscar se siente terrible

(Foto AFP)

Brian Cullinan fue el responsable de toda la confusión al final del Óscar con el anuncio errado de la ganadora a mejor película.

Socio de la firma PriceWaterhouseCoopers (PWC), por décadas la firma auditora del premio, Cullinan entregó el sobre errado a los presentadores Faye Dunaway y Warren Beatty, que anunciaron como triunfador a “La La Land” y no a “Moonlight”.

Cullinan había publicado una foto de la actriz Emma Stone en Twitter calibrado antaño de cometer su error, según varios reportes de prensa, y había estado tuiteando asaz durante toda la confusión.

Cullinan, uno de los dos socios de PWC encargados de entregar los sobres, dio por error a Beatty el duplicado de la maleable con la ganadora a mejor actriz, que fue Stone por “La La Land”.

El fogueado actor de 79 primaveras le dio el sobre a Dunaway, con quien hizo hace 50 primaveras “Bonnie and Clyde” y erradamente anunció como ganadora al musical.

Dos de los productores ya habían hexaedro sus discursos de agradecimiento y cuando le tocaba a Jordan Horowitz, se dieron cuenta del error.

La foto de Stone fue borrada de la cuenta de Cullinan aunque la AFP vio una copia de ella.

Cullinan no ha hablado en manifiesto sobre su error pero PWC rápidamente ofreció disculpas en un comunicado, asegurando que investigaría lo sucedido.

Cullinan y su colega Martha Ruiz, que personalmente entregan los sobres con los ganadores, explicaron recientemente en una entrevista que hay dos paquetes de sobres en el evento.

“Nos posicionamos en lados opuestos del ambiente, tras bastidores durante toda la confusión, y le entregamos el respectivo sobre al presentador”, dijo Cullinan a medium.com.

“No suena muy complicado pero tienes que estar seguro de entregar el sobre correcto al presentador”, añadió.

A posteriori que Ruiz entregó a Leonardo DiCaprio el sobre con el triunfo de Stone, Cullinan tenía que haberse deshecho del duplicado, pero por error se lo dio a Beatty en puesto del de mejor película.

Tim Ryan, presidente de PWC en Estados Unidos, dijo a la revista Variety que había hablado latamente con Cullinan, quien estaba sito del costado izquierdo del ambiente durante la confusión.

“Se siente terrible, horrible. Está muy embarazado por su error, que además es mío, nuestro y todos nos sentimos mal”, señaló.