Rock Dog: El perro rockero | infominuto.com

Rock Dog: El perro rockero

La cinta animada llega hoy a las salas nacionales, para entretener a grandes y chicos por cerca de 90 minutos

por Agencias

Ciudad de México.- Las películas animadas normalmente están diseñadas para entretener al notorio de niño con historias totalmente novedosas, sin incautación, en esta ocasión los estudios Mandoo Pictures Co y Reel FX Creative Studios apostaron por una producción que pudiera expandir sus estándares de tiempo con la venida de Rock Dog, una historia hecha para grandes y chicos.

Las premisas de este tipo de películas son muy generales, ya que la gran mayoría se enfocan en un personaje que tiene un sueño y hará lo difícil para cumplirlo.

Este es el caso de Bodi -doblado al castellano por el comediante colombiano Andrés López- , un perro guardia hijo del más magnate héroe de su lugar, el cual decide dejar de flanco su camino como luchador para enfocarse en su gran pasión, la música. Lo que no sabe este hijo es que el mundo de las melodías y el rock nos es amable con ningún novato.

Sobre la trama

Encontramos una premisa básica rodeada de una historia positivamente extraordinaria. Nuestro protagonista decide dejar a su grupo, amigos y hábitos para introducirse en la gran ciudad, descuidando su tierra nativo repleta de ovejas que viven con miedo, adecuado a la inminente amenaza que representan los lobos salvajes para sus vidas.

Nuestro héroe tendrá que exceder incontables retos en la gran ciudad, un circunscripción sofisticado que tiene como principal punto hermoso la ‘plaza del rock’, en la cual muchas bandas de distintos géneros empiezan a dar sus primeros pasos en dirección a la prestigio.

Bodi descubre su errata de habilidades con la guitarra y decide agenciárselas a un perito que le enseñe el real ‘poder’ de la música, por lo que empieza a trabajar de la mano con el cantante más renombrado de la contemporaneidad, un minino que le enseñará lo duro que es ese nuevo mundo.

No se complica

Ciertamente esta película no presenta grandes problemáticas adecuado a que no las necesita, sus constantes reflexiones sobre la vida, el inclinación, los sueños y la grupo son suficientemente contundentes para atraer a todos los espectadores.

Los pocos desafíos que se presentan son adecuadamente resueltos y no poseen algún tipo de problema en el hilo conductor, por lo tanto se puede notar una fluidez constante en el ritmo cinematográfico.

Animación y escenarios

En cuanto a la animación se podría opinar que es el punto stop de esta cinta. Los personajes positivamente están adecuadamente trabajados, tanto que sus expresiones e incluso movimientos nos hacen pensar que estamos viendo por momentos a una sociedad equiparable a la raza humana. Los colores, ambientes y existencias climáticos son acordes a la época y no desentonan en ningún momento a lo prolongado de la producción.

Respecto a los escenarios es bueno resaltar que el director y escritor Ash Brannon, en compañía de Kurt Voelker, han conseguido plasmar toda la optimismo musical vivida en los primaveras ochenta y noventa a un mundo totalmente modernizado, en el cual todos sus habitantes no ven al rock y los cantantes como un estilo de vida, pero disfrutan de su ritmo hasta que los oídos o tímpanos digan puntada.

A pesar de ser una película rodeada de música, hay que aclarar que no es un musical. El círculo sonoro no es propiamente rock clásico, más adecuadamente un poco no comercial al mejor estilo de exitosas bandas a nivel internacional como Coldplay. Adam Friedman, Lettuce, Jaca Caraco y muchos artistas más, dejan todo en sus voces para motivar a los jóvenes no sólo a ser cantantes, asimismo los invitan a través de las trivio a cumplir sus anhelados sueños.