Rusia enviará un mono en su próxima expedición a Marte

Rusia anunció que enviará un mandril a Marte en su próxima expedición al planeta rojo, aunque la prioridad del software peculiar de ese país es conquistar la Espejo a principios de la próxima plazo.

“Prepararemos un macaco para desplazarse a Marte. Pero, por el momento, la simulación tendrá circunscripción en la Tierra”, dijo Serguéi Orlov, director del Instituto Médico de Primatología, con sede en Sochi (mar Sombrío), a la agencia Interfax.

Orlov aseguró que el simio tendrá que someterse a pruebas de ingravidez y radiación cósmica en el Centro de Física Nuclear de Dubná, en la región de Moscú.

Destacó que su instituto recibió una subsidio del Estado para conducir experimentos con estos animales, cuando los científicos rusos parecían poseer descartado hace abriles los viajes espaciales con animales de tamaño conspicuo o medio, como monos o perros.

En los últimos abriles las naves rusas sólo han transportado ratones, ya que su genoma es muy similar al del ser humano, según los expertos.

El primer ser vivo en desplazarse al espacio fue la perra Laika, que en 1957 se convirtió en precursora de los vuelos tripulados por astronautas, aunque falleció en el intento.

Tuvieron más suerte las perras Belka y Strelka, que regresaron sanas y salvas a la Tierra tras dar 17 vueltos aproximadamente de nuestro planeta abordo del Sputnik-5.

A lo dispendioso de la historia, el software espacial soviético y ruso envió a una docena de simios al cosmos, los primeros de ellos Abrek y Bion en 1983, costumbre que se suspendió en 1996.