Rutinas 'fitness' que ayudan a prevenir un infarto


No es una novedad que realizar actividad física constante aporta numerosos beneficios a nivel vigor, pero sobre todo cumple una obra protectora frente a las enfermedades cardiovasculares: infartos, hipertensión, enfermedad aórtica.

Tomando datos de las encuestas nacionales de vigor entre 1994 y 2008 se analizaron a 80.306 mujeres y hombres, con un promedio de 52 abriles, supervisando sus hábitos en los últimos 9 abriles. Tomaron como parámetro la realización de cualquier tipo de actividad física, sea desde tareas domésticas o clases de danza hasta la maña de deportes. Durante el traspié del periodo investigado, 8.790 de ellos murieron, incluyendo a 1.909 por enfermedades cardiovasculares.

El estudio, a cargo de la Universidad de Oxford y publicado en el British Journal of Sports Medicine, reveló que las personas que practican los deportes de pala -como el tenis, el squash, el badminton o el pádel- con viejo regularidad disminuían su peligro de homicidio. Este camarilla redujo un 47% las causas por homicidio caudillo y un 56% en casos relacionados a problemas cardíacos.

Por otra parte, la baño y los ejercicios aeróbicos además mostraron una merma significativa: el peligro de fallecimiento por dolencias generales osciló entre un 27 y 28% por ciento en entreambos, mientras la mortalidad por problemas cardiovasculares se redujo en 36 y 41%, respectivamente. Por su parte, la maña de ciclismo disminuyó los títulos en un 15%, pero no tuvo influencia específica en la vigor del corazón y los vasos sanguíneos.

Deportes de pala

Son ejercicios donde se combina actividad aeróbica al igual que el trabajo puntual de diversos grupos musculares. Esto genera un importante energético elevado que contribuye a controlar el peso pringoso y a aumentar el peso y la funcionalidad musculares. A su vez el factótum lúdico y competitivo que se desarrolla mediante la hogaño se contraponen a los enseres secundarios provocados por el estrés.

Buceo

Es una de las actividades más completas ya que todo el cuerpo trabaja. La carga de ejercicios es viejo internamente de la piscina que en tierra firme. “En principio el hecho de estar sumergido en el agua significa que tus huesos y músculos están por fuera del efecto de la peligro”, aseguró Hirofumi Tanaka profesor de kinesiología y Director del Laboratorio de la Universidad de Texas especializada en la investigación cardiovascular.

De acuerdo a la investigación de Tanaka acerca de las personas con esa condición, nadar disminuye la rigidez de las arterias, un factótum de peligro para los problemas de corazón. “Lo ocurrente de este deporte es que es tanto para las personas que tienen sobrepeso como para aquellos que odian realizar deportes como atletismo o ir al estadio”, afirmó el experto.

Danza, ciclismo o ejercio aeróbico

Igualmente interviene la coordinación neuromuscular con resultados positivos en el sistema cardiovascular. 150 minutos de gimnasia aeróbico de intensidad moderada por semana disminuye el peligro de una homicidio prematura, así lo estipula la Estructura Mundial de la Sanidad.

Para obtener el mayor de beneficios y evitar potenciales riesgos, es importante consultar con un experto y adaptar las rutinas a la años, sexo y condiciones de vigor.